4 de enero de 2006

El justo medio: Aristóteles

Todos los seres humanos deseamos de una manera o de otra encontrar la felicidad. Cada quien tiene su definición de lo qué es la felicidad y ese cómo para lograrla. Para Aristóteles "la felicidad se encuentra en la virtud (1), en la perfección de la función propia del hombre, la razón. Como en el hombre hay una parte irracional, podemos dividir las virtudes en dos clases: virtudes dianoéticas (las propias de la razón) y virtudes éticas (las de la razón aplicada a los apetitos sensibles). La virtud ética es un hábito de elección que conduce a optar por el equilibrio entre dos extremos viciosos ("justo medio"). Es un hábito porque no basta con haber elegido bien una vez, para considerarse virtuoso. La tendencia permanente a obrar correctamente se adquiere por una serie larga de repeticiones en la elección de lo correcto que genera en nosotros una costumbre. La razón es la que determina en cada caso cuál es el justo medio: éste no puede ser establecido por anticipado mediante una regla.

Por ejemplo, lo que en una circunstancia determinada para uno sería valentía para otro puede ser temeridad (si decide realizar un acto para el que no tiene capacidad, fuerza, conocimiento o posibilidad alguna de éxito). La prudencia es la virtud que adquiere el hombre que ha elegido correctamente el justo medio en muchas oportunidades. La virtud ética suprema es la justicia". En mi opinión la justicia es como un sol, como el agua en el desierto...

(1) Virtud para Aristoteles es "una predisposición para hacer el bien; una motivación interna que nos lleva no sólo a hacer lo que es correcto sino a amar lo que es correcto".

10 comentarios:

nacho dijo...

Magda: un año lleno de éxitos blogueros, académicos y profesionales. Te deseamos un torrente de felicidad envuelto en risas y salud.
Un abrazo desde Beautyfulville.

nacho mondaca


p.s. (entre paréntesis) Difiero de Aristóteles, la verdad. El justo medio es una decisión que no puede determinarse a priori, sino en circunstancias específicas. Puede existir la predisposición al bien, pero teniendo en mente que el concepto de bien no es un absoluto.

IHB dijo...

El problema es la definición de "lo que es correcto". Hay criminales que son felices matando, y eso puede ser correcto para ellos, pero ¿es lo correcto? No sé. ¿La felicidad se encuentra en la amistad? ¿En la sociabilidad? Preguntas justas para un 4 de enero. Abrazos.

José Luis dijo...

Aprovevecho para felicitarte el año y desearte lo mejor sobre todo en lo personal.
Comparto y me encanta la definición que aristóteles utiliza al hablar de felicidad, al hablar de virtud, al hablar de justicia.
Su inmensa obra Ética a Nicómaco o Ética Nicomáquea, nos ejercita sobre la virtud y ejemplifica de forma extraordinaria lo que debe ser.
Recomiendo siempre este libro de Aristóteles. Me pare muy actual y, sinceramente, muchas veces buscamos demasiado lejos lo que tenemos cerca.

Trini dijo...

Pues a mi me parece, esta de Aristoteles, la mejor manera de definir; Virtud.

Un abrazo amiga.
Feliz 2006

Joel Regalado dijo...

Pienso que el justo medio de Aristoteles tiene que ver con el equilibrio, el balance adecuado. Claro es un ideal del pensamiento, porque en la vida real nos abocamos a extremos necesarios o antojadizos.
Saramago expresa lo mismo hablando de la busqueda de la armonia, el hecho de mantener un grado de balance entre lo que queremos, lo que nos rodea y el espacio del otro.
Todos los extremos, bien se sabe, conducen al fanatismo o a la anarquia y ambas cosas a su vez a la barbarie primigenia.

Magda dijo...

Nacho, muchas gracias. Igual para ti, que este año sea pleno de realizaciones. Un fuerte abrazo.
_________
Iván, creo que más habla de la virtud y el justo medio, que de lo que es "correcto" dentro de un absoluto. Intenta, en mi opinión, intentar buscar el equilibrio.

Creo que, como expreso, cada quien tiene su definición de lo qué es la felicidad, no existe una total definición.

Muchos saludos.

Magda dijo...

Es cierto, José Luis, infinidad de veces vemos lo que no tenemos, y poquísimas veces lo que tenemos. Probablemente de ahi brote muchas veces tanta insatisfacción en algunas personas.

Su Ética Nicomáquea es excelente, especialmente en ese explicitar un "vivir lo mejor posible" a través de hacer el bien lo más posible.

En lo que jamás estoy de acuerdo con ningun filósofo que así lo trate, es en la división cuerpo/alma, en la que no creo. Somos cuerpo, cuerpo vivo, y dentro de él está todo, no una división que vino a desgraciar al ser humano (la religión cristiana usó esta división que ha dañado tanto).

Muchos saludos, y muchas gracias, igualmente para ti, un 2006 muy feliz.

Magda dijo...

Trini, qué gusto saludarte. Un abrazo muy grande.
____________

Sí, Joel, el justo medio es un ideal que nos gustaría mucho asumir, intentarlo, lo más posible, sería un buen propósito para 2006.

Muchos saludos.

Misionero dijo...

Magda leí este post y no he podido evitar sentirme tentado a comentar. No estoy de acuerdo en todo lo que plantea Aristóteles auque lo que dice sea bueno para muchos, eso lo reconozco, ( como dicen: “a falta de pan buenas son semitas”). Pero como método para alcanzar la virtud deja mucho que desear, eso es obvio. Me acerco más a la posición de nacho. Lo correcto que no necesariamente es algo que debe etiquetarse como el bien o el mal, es algo que se define por la intención y siempre está sujeta a juicio. Pienso que a estas alturas de la evolución no deberíamos quebrarnos la cabeza dilucidando y clasificando los actos humanos como buenos o malos, debería de haber una fórmula infalible, con la que sin pensarla dos veces, a ojos cerrados los actos fueran incuestionables. Pero no es así porque al actuar buscamos un resultado conveniente, ¿conveniente para quién? claro conveniente para uno mismo en primer término o para un grupo, una comunidad, o sea que de forma natural siempre deseamos gozar del fruto de nuestras acciones y conforme a esto las consideramos correctas o incorrectas, buenas o malas en relación a nosotros mismos, esto nos obliga a mentir, a inventar patrañas, a valernos de tretas para engañar y obtener los mejores resultados. Por ejemplo, para el que se apropia de lo ajeno, eso es correcto si le beneficia, para el que extermina un obstáculo (persona)es el ideal, para el que negocia con ventaja también es lo más inteligente, siempre y cuando obtenga su lucro y así sucesivamente ad infinitum. Gracias a eso se ha inventado la propaganda, los eslogan, la prensa o mass media para manipular la opinión pública, etc, etc… Entonces ¿cual es la virtud? la virtud estriba en que a los ojos del mundo nuestro actos siempre parezcan buenos y siempre y cuando nuestra verdadera intención permanezca oculta. El mal y el bien se extiende más allá de nuestro ser y lo compartimos solamente cuando hay coincidencias o intereses comunes. El bien y el mal absoluto no existen o son las dos caras de una misma moneda. ¿Porqué? Simplemente porque estamos sujetos a la ciencia del bien (y del mal)... esta ciencia es simplemente el arte de falsear la verdad a conveniencia para gozar en primicia del fruto. Es algo que se aprende, que nos enseña el mundo, que tiene sus ventajas en el plano físico. Claro que por esa razón la ciencia del mal (y del bien) requiere de la ley para legitimarse, para que sea considerada un orden "justo". Desde este punto de vista todo se mira desalentador e irremediablemente perdido. Pero por sobre la ley hay una virtud maestra, una única virtud que no requiere gozar de los frutos como primera intención. Esa virtud infalible es la única capaz de devolvernos nuestro carácter humano y nuestra naturaleza divina, es la que nos libera, y nos permite vivir la vida de extrema felicidad realmente. Todas las demás virtudes se derivan de ella y no precisa de ningún justo medio, porque en si, ella misma es armonía y pureza, no tiene extremos, ni dualidad, ni doble cara o estándar.
Muchas gracias por tu preciso post, por generar esta oportunidad de dar a conocer de forma elemental y rudimentaria lo que es el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del mal (y del bien), dos de los símbolos más enigmáticos de la historia humana . Saludos y un abrazo de fugaz iluminación

Magda dijo...

Si Misionero, según la perspectiva de cada quien las cosas son convenientes o no, pero existen valores universales, quizá a eso se refiere.

Muchas gracias por tu interesante comentario.

Muchos saludos

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.