27 de abril de 2008

Los celos, según Kant

Dice Emmanuel Kant, que "El hombre es celoso si ama; la mujer también, aunque no ame".

Bértigo

16 comentarios:

Carmen Santos dijo...

Hola Magda:
¡Qué razón tiene el señor Kant!
Veo que has cambiado el formato del blog. Al principio, creía que me había equivocado de sitio.
Ha quedado muy bien.
Carmen

El veí de dalt dijo...

Pues sí!

Magda Díaz Morales dijo...

¿Verdad que si, Carmen? Lo interesante sería saber por qué es de esta forma. Esto hace ver a la mujer más posesiva.

A ver qué tal va funcionando esta plantilla. Lo único que desearía es que la parte central fuera más ancha, es estrecha y esto hace que lo que se escribe se vea largo, como chorizo.

Que bueno que te ha gustado, gracias por decírmelo porque me animas, ha sido mucho el trabajo al cambiarla.

hechizos dijo...

Hola:
Extrañamente yo a veces he sido "celoso" sin "amar"... ¿seré acaso posesivo? En otras ocasiones, si no demuestras lo celoso que estas... es "que no que quieres". Complicado éste el mundo de los sentimientos y amores...

Ya ves Magda, con el tiempo me animo a comentar.

Pd: Lamento disentir, pero me gustaba más la antigua plantilla. Será cuestión de acostumbrarse.
Saludos

39escalones dijo...

¿Qué clase de imperativo kantiano podría valer para los celos? ¿Obra según que tu conducta pueda considerarse inmune a los celos? Imposible.
Me gusta el cambio. Sencillo a la par que elegante...
Un abrazo

MGJuárez dijo...

Mi querida amiga -aún sorprendida por este nuevo formato-, pienso lo importante es lo que nos traes, lo que nos dejas para lectura y toda la profundidad que transmites.

Sobre la cita de Kant...¿y de que se supone la mujer tiene celos, en el caso de que no ame? Me parece muy permisivo por parte de Kant, darle a los hombres la justificación de tener celos cuando aman, y sin embargo a las mujeres encerrarlas en un pensamiento negativo, aunque no amen.

Pensé en los maltratadores psíquicos y físicos, estos ¿aman, y luego matan por celos a sus mujeres?

Evidentemente todos sabemos que eso no es Amor, solo una patología, una desviación del Amor.

Una forta abraçada
Montse.

Magda Díaz dijo...

José, esto de los celos es cosa seria. Prefiero hacerlos a un lado y no ser celosa, el sentido de la propiedad me parece caminar en arenas muy blandas. Considero es mejor decir adios cuando en una relación se inician sentires de este tipo. Más vale una pinta que muchas coloradas.

Magda Díaz dijo...

Alfredo, Kant y muchos más que conocemos y sabemos, tenían una concepción un tanto machista de todo esto que involucra a la pareja. Sin embargo, creo que esta reflexión o frase de su autoría tiene mucho de verdad. En general, las mujeres (por tanta educación fallida y plena de mentiras dentro de los chocantes y obsoletos cánones establecidos), no es que sintamos más celos que los hombres. Interpreto las palabras de Kant como que nosotras aunque no sintamos amor por alguien si sentimos ese sentido de propiedad.

He visto eso en los divorcios. Y hablo en general, jamás en lo particular: la mujer vive más en apego a lo que ya no existe que el hombre.

jio dijo...

me gustan mucho los "diseños limpios", dejaste tus letras muy bonitas.

besico

Magda Díaz dijo...

Querida Montse, creo que Kant no le ofrece justificación permisiva a los hombres y negativa a las mujeres. Creo que ofrece un estado reflexivo de los celos en la pareja. Aunque sabemos el pensamiento machista de varios estos pensadores (poor la época, la educación, la cultura, etc.), la frase en lo personal sí me parece cierta, y no encuentro lo negativo y lo positivo, más bien lo objetivo. Aunque por supuesto que puedo estar equivocado, las interpretaciones son diversas.

Si, ya las patologías entrarían en otro renglón diferente.

Gracias por lo que dices. He cambiado un poquito la plantilla. Antes de la anterior tenía ésta, pero de dos columnas nada más, el color blanco me gusta mucho.

También un abrazo

Magda Díaz dijo...

Casi corro a pedirte ayuda, Jio, me costó mucho trabajo el cambio de plantilla porque tuve que actualizar al blogger nuevo y no sabía nada de como manejarlo.

Habia aprendido solo a andar con el HTML en la plantilla y ahora es muy diferente. Al inicio casi dejo todo, pero por fin quedó más o menos y aprendí también más o menos.

Magda Díaz dijo...

Les pido por favor me digan si la música les incomoda o molesta y la quito.

La tuve hace algun tiempo y me cansó, la pongo ahora para escuchar un poquito. Pero recuerden que, también, pueden apagarla oprimiéndole el botón.

Magda Díaz dijo...

Montse, me quedé pensando en lo que dices y creo que sí, tienes razón. Analizando lo que dices, he visto la parte que comentas. Sí hay una carga hacia la mujer de encerrarlas en un pensamiento negativo. La intención puede ser una o muchas o cualquiera, pero la carga existe.

Fernando dijo...

La plantilla, un deslizamiento abrupto hacia la sencillez. Sorprende pero no resulta nada desagradable, al contrario.
La música, quien no la quiera escuchar puede apagarla. Los amantes de los acordes agradecemos el buen gusto.
Los celos, como nunca he podido (ni querido, supongo) ocasión de dar celos, no tengo muchos elementos de juicio para opinar. Pero una mujer celosa, sin exceso patológico, me parece muy atractiva.

Magda Díaz dijo...

Gracias querido Fernando, que bueno que te ha gustado la plantilla. Qué me ha dado un trabajal cambiarla, pero bueno, ya está.

Exactamente pienso lo mismo que tu sobre los celos. En lo particular no soy celosa, intentaré serlo un poquito ;)

Dédalus dijo...

Lo de Bértigo (así, con B) me ha parado, según iba echando un vistazo a tu página. Luego he pensado en la frase de Kant; tal vez razones no le faltaron para acuñarla. De todas formas, por ahí tengo escrito que "la verdadera enfermedad del amor no son los celos, sino la decepción. Todos los amantes la padecen, pero bien pocos sobreviven a sus estragos".

Desde mi alféizar, un beso.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.