15 de diciembre de 2008

Una región ocultamente furibunda: Javier Marías

"Lo que más me ha desagradado, sin embargo, son los llamados blogs y foros, por algunos de los cuales me he dado un paseo. No entiendo que tantos escritores tengan un blog propio y le dediquen, por fuerza, numerosas horas de su tiempo, porque me parece equivalente a esto: uno va a un bar, se sienta a una mesa y habla de lo que sea, y a continuación está expuesto a que cualquiera coja una silla y le suelte a su vez su rollo o -con demasiada frecuencia- sus imprecaciones. O bien a esto otro: uno inicia una conversación telefónica particular, y cualquier individuo puede colarse en ella y opinar lo que le plazca o ponerle verde a uno. No sé, para mí sería una pesadilla tener que escuchar pacientemente a personas que no he elegido, y con las que en algunos casos no quisiera ni cruzar media palabra. ¿Cuál es la gracia de estas tertulias escritas? ¿Ver que uno provoca reacciones? ¿Tener la comprobación inmediata de que lo que expone no cae en el vacío? ¿Llevar una vida "interactiva" (y perdonen el adjetivo)? Debe de haber mucha gente solitaria, o que aguanta la soledad -ese gran bien- pésimamente. Pero lo que más me ha desagradado es el frecuente tono insultante de los comentarios y el veneno que a menudo destilan. Amparados en el anonimato cobarde de los llamados nicks, no hay asunto que no les merezca a unos cuantos blogueros toda suerte de improperios. No veo que se discuta ni argumente apenas, sino que más bien se lanzan denuestos y groserías como en las tabernas más zafias. Hay en este mundo, o eso parece, una desproporcionada cantidad de odiadores, o llámenlos negativistas, resentidos, amargados, venados. No tantos en los blogs o foros en inglés. En esa lengua la gente es más propensa a emitir sus opiniones, a discutir civilizadamente, a pedir una información o aportar otra interesante y útil. En los españoles, en cambio, veo una sobreabundancia de rabiosos y cabreados, de individuos a los que todo parece una mierda, o que dedican horas y horas a estudiar la obra de un autor, por ejemplo, con el solo ánimo de ponerla a caldo, en vez de abstenerse -como quizá sería lo lógico- de seguirla leyendo. También se lleva uno sorpresas en este mundo, y ve intervenir, con su nombre, a personas de las que se distanció hace años, sólo para comprobar que la edad no las ha hecho más sabias ni gratas sino todo lo contrario, que el gusto por despotricar sin razones les ha ido en aumento y que ni siquiera han variado sus obsesiones durante tan larga ausencia. No sé, pero asomarse a esa inmensa taberna que son los blogs y foros de Internet, en España, le hace tener a uno la sensación de vivir en una región ocultamente furibunda, en la que más vale no entrar, si es posible".

En: Una región ocultamente furibunda.

Despreciar cuanto se ignora: Nacho Escolar.

27 comentarios:

Bel dijo...

No había leído el artículo y me ha sorprendido por muchas razones. Pero, atendiendo a tu selección, o el autor no conoce realmente el mundo bloguero español, o yo/nosotros he/hemos tenido mucha suerte.
Un abrazo y gracias, como siempre, por toda esa información.

Petrusdom dijo...

Es como si uno que escucha la COPE dijera que las emisoras de radio son un insulto a la inteligencia y la dignidad de las personas.

Es curioso cómo se transforma alguno cuando es ACADÉMICO.

Saludos cordiales.

Apostillas literarias dijo...

Hola Petrusdom,

Es una opinión pesada la de este señor, sin un real conocimiento, como dice atinadamente Bel.

En esto de los blogs habemos de todo. En los blogs españoles, los mexicanos, los estadounidenses, etc., hay buenos y no buenos, quienes permiten comentarios insultantes y quienes no, con responsables pesados y sin ellos. Asi que Marías opina por alguna razón particular ¿será por que no se habla de él en los blogs como a él le gustaría? No se, pero se ha visto bastante mal.

Por cierto, ya lo he dicho, y ahora lo repito: como escritor a mi no me gusta.

arch190.com dijo...

Hola Magda,
me inscribí a tus feeds porque me gusta tu blog. Me gustan mucho los libros.
La opinión de Marías sobre los blogs es interesante, aunque no debería abarcar todo el universo de los blogs.
A veces me parece que la bitácora cibernética es considerada como el graffiti.
¿Puedo poner el artículo de Marías en mi blog y citarte a tí como referencia?
A mí tampoco me gusta Marías. Nunca he podido andar más allá de la página 20 de ninguno de sus libros.
En el librero tengo 3, todos empezados y ninguno terminado.
Saludos!

Raúl dijo...

A mí Marías me gusta, y quizá por ello le haya de conceder cierto punto de razón en su atrevido artículo.
Si bien no defiendo su conclusión, si que subrayaría todo el proceso que le ha llevado a exponerla; hay mucho tontorrón en esto de los blogs, ciertamente.

croix dijo...

Los blogs son una herramienta magnífica para los lectores. Pero los autores tienen otros canales de expresión. Tiene sentido lo que dice Marías. Queda un poco anticuado, pero le va bien al personaje.

Palimp dijo...

Efectivamente habla de lo que no conoce, pero como suele decirse a palabras necias, oídos sordos. No me preocupa demasiado.

Supongo que a Marías le da rabía los muchos sitios en los que se le critica (v.g. La fiera literaria y acólitos) y algún escritor con bitácora en activo que también le da caña (Rafael Reig). Antes pasaba lo mismo, pero no se escribía en internet.

Como escritor no me disgusta, creo que tiene virtudes, aunque esté bastante sobrevalorado.

charliecrockeriii dijo...

Javier Marías y sus tontadas. La gente se le toma en serio pertenece a ese círculo de "amigos de Cebrián", porque anda que no es malo. Y es que ya dijo Salvador Dalí "yo no quiero tener hijos porque todos lo hijos de los genios son unos bastardos". Sin duda si Julián Marías levantara la cabeza y viera a su hijo...
Por cierto se apellida Franco, y es que yo como buen español disfruto insultando.

Leandro dijo...

Parece que al señor le molesta comprobar qué tipo de gente es la que existe en la realidad, la que compra y lee libros (incluso los suyos). El preferiría no saber esos detalles escabrosos y recibir el dinero en un cheque sin preguntar más.

39escalones dijo...

Yo creo que, como casi siempre, escoge el lado negativo del asunto para convertirlo en algo general. Puede tomar el ejemplo de lo que aquí ocurre para desmentirse a sí mismo, o bien la suerte que tenemos en Zaragoza con el mundo bloguero y las buenas relaciones, la amistad y la complicidad que existe en esta ciudad y que poco o nada tiene que ver con los contras, que lo son, de una herramienta que lo único que hace es retratar a la gente tal y como es en su vida normal. Sin embargo, al señor Marías no le veo escribir contra los bares, por mucho voceras o pelmazo que te toque a veces en la mesa de al lado...
Abrazos.

Juan Carlos Márquez dijo...

A mi no me gusta como escritor, pero si me agradaba como articulista, claro, que eso era antes de que destapara la caja de las majaderías. Ahora no sé qué pensar.

Apostillas literarias dijo...

Querido Juan Carlos, te sucede como a mi, tampoco me gusta como escritor. Me parece sobrevalorado. Y sí, algunos de sus articulos si me agradan.

A Marías no le agradan los blogs, en mi opinión, porque no es santo de devoción en varios de ellos, esto le da rabia, como bien dice Palimp. En "Despreciar cuanto se ignora", de Nacho Escolar (cuya referencia pongo abajo), hay una liga al blog de Reig, ahi es un ejemplo.

Qué diferencia con la opinión de Vila-Matas, sobre los blogs.

Apostillas literarias dijo...

Arch, gracias. Y por supuesto, toma lo que desees.

- Muchas gracias a todos por sus comentarios, y un abrazo.

Ferragus dijo...

No deja de ser interesante el artículo. Pero al final de cuentas, es así como nos relacionamos hoy en día. Negar la sorprendente y a veces abrumadora diversidad del formato ‘blog’, es simplemente no entender su naturaleza.

Un saludo, Magda.

Martin Fierro dijo...

Me da a mí que Marías lo hace a drede, el provocar utilizando similares argumentos. No sería la primera vez que lo consigue con su artículo semanal, somos un ejemplo de reacción que quizás buscó. Más allá de que lo dicho por él se pueda compartir o no, está la extrañeza (al menos la mía) que supone su total "inexperiencia" en estos medios. No me lo creo. Lleva años teniendo un blog. Aunque pueda ser gestionado por otra persona, recuerdo haber leído comentarios suyos...
De todas formas abre un debate.
Saludos

sergio astorga dijo...

Magda, amargura, sólo amargura del señor Marías, tal vez porque la creatividad no es lo suyo.

Bien por poner en Apostillas crítica y autocrítica.
Abrazo furibundo.
Sergio Astorga

Javi R. dijo...

Si lo que quería es provocar en mi caso lo ha conseguido, pero puestos a jugar juguemos todos:

http://www.guiadeconcursos.com/Lavigaenmiojo/?p=234

Un saludo

Raul G dijo...

No conozco a Javier Marias. Pero se que se equivoca, y si acierta, es por pura casualidad.

EntreRenglones dijo...

...Se debería respetar tanto a los escritores, a las personas y opiniones, como a los blogs. No se puede generalizar porque cometeríamos un error. Desde el insulto tipo chat a la página académica oficial hay un abanico amplio de gente seria, que intenta hacer un trabajo honesto. Un blog representa un medio nuevo, una hoja en blanco, un espacio de libertad y, por tanto, una oportunidad que, nadie que haya probado a escribir, puede menospreciar ni dejar pasar sin intentarlo.
Un saludo:
LeeTamargo.-

Baakanit dijo...

Para no 'gustarle' la blogósfera, se ha pasado un buen tiempo estudiándola, excavando selectivamente las cosas malas que tiene este mundo que él bien Conoce.

Aquí como en cualquier lado uno se encuentra con todo tipo de persona.

Como han dicho muchos, ese tipo de generalización lo deja muy mal plantado, cómo se puede poner a meternos a todos en la misma bolsa.
Los blogs en inglés también tienen sus piñas agrias.

Yo prefiero bloguear todo el día y compartir con personas que tienen intereses similares a los míos que salir a la calle y toparme con un pedante como él.

Rosa Silverio dijo...

Hola, Magda.

Fíjate que a mí sí me gusta Javier Marías pero estoy en total desacuerdo con él, incluso me parece una pedantería de su parte.

Creo que está equivocado. No le gusta la computadora ni la Internet y cuando la usa, por una primera impresión, ya acaba con los blogs en español. Me parece injusto y apresurado de su parte.

Creo que así como hay chismes, gente malvada y líos en la "vida real", así la hay en la red porque quienes la usan son la mismas personas que habitan el mundo y que quizás van al mismo bar al que va Javier Marías.

Tampoco me gustó su desdeño a la tecnología. Sé que es una cuestión de gusto personal pero porque él usa una máquina de escribir y yo una laptop eso no lo hace mejor ni superior.

El mayor ejemplo de que hay blogs valiosos en español es este espacio, así como otros que suelo visitar y me resultan sumamente enriquecedores.

Te dejo muchos saludos y mi felición en esta navidad. Espero que la pases bien junto a tus seres queridos.

susana dijo...

Antes seguramente resultaba todo más facil, quizás los empujes mediaticos han terminado por otros mucho más globalizados y más anónimos.Lo que no podemos cuestionar es la calidad de javier marias a estas alturas.

Apostillas literarias dijo...

La calidad de escritor de Marías, a estas alturas y a las alturas que sean, no veo que nadie la cuestione. Releo los comentarios y no encuentro este tema. Pero si alguien lo hiciera, pues respetable.
Lo que si veo que hay a quienes no nos gusta su narrativa, nada más.

Isabel dijo...

No me extraña nada la opinión de este señor, que ya ha demostrado en otros artículos sobre varios temas, que prefiere estar inscrito en su Reino de Redonda, como, en conversación con su amigo Perez Reverte, echar de menos a las mujeres de antes con costuras en las medias y tacón alto.
¡Ya no hay mujeres cómo esas!, se quejaban.
Puede que alcanzar la fama como escritores les haga pensar así, yo no lo sé, pero precisamente por eso, por ser escritores pienso que deberían tener más respeto por las personas de a pie que utilizan este medio para expresar su opinión, aunque muchas no lleven medias con costura.
Quizás lo haga para provocar, pero a mi estas opiniones me echan para atras como lectora y eso que lo he leído.

Elèna Casero dijo...

Marías es así. En el mismo tono como cuando se mete con el ayuntamiento de Madrid.
No esto totalmente de acuerdo con él. Me ha gustado como literato, sin embargo, estas tres últimas novelas me han resultado un poco pesadas, faltas de algo.

Anónimo dijo...

Querida Magda:

Me gusta Javier Marías. Sobre todo su Corazón tan blanco, que he llevado mucho tiempo en mi bolso, debidamente protegido. (A pesar de ello acabó lleno de pequeñas hierbas, de granos de arena; lleno de sol.)

Esta crónica furibunda, es la de un autor «herido», a veces altivo y prepotente, que no ha sabido elegir los blogs adecuados a su pensar y sentir. Qué le vamos a hacer…

Un fuerte abrazo.
Candi

Apostillas literarias dijo...

Querida Candi, ahora si no estamos de acuerdo, creo que por primera vez :)

A mi no me gusta Marías como narrador. El inicio de 'Mañana en la batalla piensa en mí' me agradó, pero la novela y sus muchas divagaciones, me cansaron un poco.

Corazón tan blanco, tiene también un buen inicio.

Recibe un enorme abrazo.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.