11 de octubre de 2009

Jane Eyre: Charlotte Brontë

Por cuestiones de trabajo acabo de estar en el auditorio del Museo del Templo mayor. Desde niña lo he visitado infinidad de veces y cada vez que voy me maravilla más. Es impresionante estar de pie frente a tanta inmensidad de expresión y contenido. No puedo evitar pensar en todas las cosas que habrán sucedido ahí, las personas que habitaron el lugar y sus vidas. Por la mañana antes de mi cita, que era a las 4 de la tarde, fui a uno de los restaurantes de la calle de Gante, también en el Centro Histórico. Estuve desayunando, tomando café y leyendo, me dio tiempo de caminar un rato por las calles y pasé por el bello edificio en el que trabajaba mi mamá y del que tantas veces me habló. En la puerta estaba un señor al que le pregunté si podía pasar a ver el interior, pero todas las oficinas estaban sin funcionar, me enteré de que se encontraban sacando todo pues se iba a cerrar y no sabía qué iba a estar en su lugar. Sentí nostalgia, recordé como si estuviera sucediendo en ese momento lo que mis padres me contaron: cuando eran novios, mi papá esperaba a que mi mamá saliera del trabajo y la acompañaba hasta su casa todos los dias. A las 2 de la tarde quedé en ir a comer con unos amigos, fuimos al restaurant "La capilla" y la pasamos muy bien.

La novela que releí fue Jane Eyre, de Charlotte Brontë. La había leído hace algunos años. Fue publicada por primera vez en 1847, se tituló en principio Jane Eyre: una autobiografía y se publicó bajo el seudónimo de Currer Bell. La descripción de los lugares, los paisajes, el internado, es excelente. Una historia de amor entre un hombre maduro y una joven institutriz, historia clásica del Romanticismo. Él está casado con una mujer con problemas mentales que tiene oculta en una parte de la casa y cuidada por una asistente. La joven al salir del internado de Lowood, donde la pasa terrible (y diez años después de ser dejada ahí por su propia tía quien obviamente la detesta), busca trabajo. Así es como Jane Eyre llega a la casa de Edward Rochester para cuidar y enseñar a su protegida, Adele.

Jane Eyre sufre de niña, de adolescente y al inicio de su relación con Rochester. Él es un hombre atormentado y Jane Eyre lo rescata de una vida que se le presenta dificil: casi ciego, con su casa casi totalmente quemada (en el incendio muere su esposa), solo y sin nada porque vivir.

La primera vez que la leí me pareció mucho más bonita que ahora. Creo que fue la edad que tenía cuando la leí lo que hace la diferencia. El romanticismo de la novela en ese entonces no me pareció exagerado. Pero bueno, eso es lo de menos, sabemos que es una obra clásica de Charlotte Brontë, y eso lo dice todo.

8 comentarios:

Amaia dijo...

Magda,la edad nos hace leer diferente,lo que en una edad parece sublime,en otra es una lectura más,pero como bien dices,no dejan de ser obras maestras.El romanticismo,ah amiga,eso se lleva en la sangre y es por decirlo de algún modo en los enfermos de la dolencia,casi inevitable.

Un placer!

Magda Díaz y Morales dijo...

Esto debió de pasarme con la lectura de esta novela, Amaia. La lei siendo muy joven y me encantó. Ahora si, pero definitivamente lo tan romántico no se me da.

B dijo...

¿Sabes que nunca la he leido? Que verguenza, la tengo pendiente... Espero disfrutarla, a pesar de que ya pasaron mis años de romantica sin remedio.

Magda Díaz y Morales dijo...

También se han hecho varias películas, Bel, puedes alquilar una y disfrutarla.

Orlando dijo...

Que bello lo que nos cuenta de sus padres y sobre su día por el Centro Histórico.

Ferragus dijo...

Gracias a este texto, Magda, recordé imágenes sueltas de una adaptación para el cine, creo que es de Franco Zeffirelli; lamentablemente no pude prestarle toda la atención que se merece. Trataré de buscar en las tiendas de películas.
El viaje virtual por el museo del Templo mayor, promete ser muy entretenido.

Magda Díaz Morales dijo...

* También se han hecho varias películas, Blanca (anteriormente te puse Bel, me confundí), puedes alquilar una y disfrutarla.

* Busca en youtube, Ferragus, ahí está casi toda la película.

Hester Prynne dijo...

Jane Eyre es mi novela favorita... Sigo releyéndola y encontrando cosas nuevas entre líneas.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.