27 de marzo de 2011

Alfonso Reyes y Borges

Cuenta Borges que en los años cuarenta intentó promover una campaña de firmas para solicitar se concediera el Nobel de Literatura a su querido amigo Alfonso Reyes. Suponía que si toda la América hispana pedía el premio para el escritor, “eso tendría más fuerza que si lo pidiera el gobierno de México, porque al fin de todo, los mexicanos pidiendo para un mexicano, llamarían menos la atención que todo un continente.”

Pero se topó con la pared del nacionalismo. Los argentinos le espetaron: “¿Cómo vamos a pedir por un mexicano”? Mientras que los escritores del Uruguay, en semejante tenor, observaban con agudeza que Reyes… ¡no era ciertamente un oriental!, sino un mexicano, esto quiere decir, un alien. Resignado, Borges abandonó el proyecto.

Reyes y Borges en sus cartas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.