30 de octubre de 2005

Homenaje a un clásico

"La vida no es corta ni larga, ni feliz ni infeliz, es vida" (Juan García Ponce)

El Museo del Palacio de Bellas Artes ha rendido merecidísimo homenaje al escritor de la mirada y el erotismo: Juan García Ponce. Hoy, el Suplemento Cultural La Jornada Semanal, se auna a éste.

De Pierre Klossowski

69 rue de la Glacière
Viernes 21 de mayo de LXXXV
65013 París

Hace ya más de diez días que me llegó el manuscrito de la versión francesa de su largo comentario: sepa usted de inmediato que comencé la lectura de este testimonio de una comprensión tan apasionada como mis propias elucubraciones. Lo primero que llama la atención es la forma sorprendente en que usted describe las ramificaciones múltiples en que un tema se prolonga en otro. Un autor sólo siente que existe realmente a partir del momento en que da lugar el despliegue de otro intelecto que tal y como sucede con el suyo, se complace en habitarlo. (¡Y cuán justa me parece la aproximación que hace usted con Musil!) Hoy sólo quiero agradecer a usted muy débilmente una manifestación tan sorprendente de íntima solidaridad. Yo hubiese querido desde ahora comunicarle algunas observaciones relativas a ciertas partes de interpretación, si no fuese por el inquietante estado de salud de mi mujer, que me llega a privar de la concentración necesaria para escribirle a usted de manera más circunstanciada. En cuanto termine mi relectura, someteré el manuscrito a nuestro amigo Louis René des Forêts –no sé si tiene usted el conocimiento de este maravilloso escritor– quien es un consejero por demás eficaz en las ediciones Gallimard.

Estaría yo muy orgulloso si llegara a ver aparecer en Francia su bella meditación. "Orgulloso" hasta el punto de poner en cuestión lo que pensemos el uno y el otro –perdón, en lo que hace al menos a "mí mismo",– del principio de identidad... Ya me es un gran consuelo saberme comentado por usted y ser presentado así en México. Eso significa que para mí usted es una de las sonrisas que me dirige el destino. Que estas pocas líneas puedan transmitirle a usted, mi muy querido Juan García Ponce, el afectuoso y admirativo pensamiento de su agradecido

Pierre Klossowski
Traducción de Adolfo Castañón

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.