10 de noviembre de 2005

De Anima

"Sostuve mis extravíos con razonamientos, no me puse a dudar... supe destruir en mi corazón todo lo que podía estorbar mis placeres" (Sade)

Cuando se habla o se escucha hablar de sexo o de relaciones sexuales se da por asentado que hay erotismo; de igual forma, entramos a una página con desnudos y creemos que es una "página erótica". En ocasiones, es dificil distinguir entre sexo, pornografía, amor y erotismo y, sin embargo, son encuentros distintos a pesar de tener relación uno con otro. Una definición que aprecio lo abarca es la que nos entrega Octavio Paz en su Llama doble: "El erotismo es exclusivamente humano: es sexualidad socializada y transfigurada por la imaginación y la voluntad de los hombres. El erotismo es invención, variación incesante; el sexo es siempre el mismo... Es ceremonia, representación". La búsqueda de la otredad (el ser) que el erotismo conlleva parece que es percibida de diferente manera por el hombre y la mujer. Un mismo acto tiene diferentes perspectivas desde el ángulo femenino que desde el ángulo masculino, aunque los dos lo viven con intensidad. De Anima, de Juan García Ponce, nos ofrece estos dos puntos de vista desde la visión de Gilberto y Paloma, los protagonistas de la novela. Resulta muy interesante ver cómo el mismo acontecimiento erótico es advertido por ella de una manera y por él de otro. De todo ello nos enteramos a través de los diarios personales de cada uno. Una excelente novela que nos permite llegar a comprender que sin erotismo no hay amor.

Diario de Paloma
2 de septiembre

Me puse un vestido muy escotado. Desde que me quité el abrigo en el restaurante, Gilberto no disimuló su deseo. Hablamos mucho de cómo era yo y cómo me sentía él en la cama. En el mismo restaurante, entre la gente, sus caricias fueron muchas veces francamente escandalosas. Nuestra desnudez después, en su casa. Me había acostado el mismo día por la mañana con una gente y por la noche con otra. La manera de hacerlo de Gilberto parecía afirmar que él lo sabía, aunque no fuera, aunque no era, cierto, sino que tan sólo se trata, igual que desde la primera vez, de que le gusto como lo que soy y por lo que soy, por lo que todo mi cuerpo dice apenas lo siento cerca a él y por eso soy suya, desde un abandono absoluto y por tanto más totalmente suya. No espero nada. Él me da todo cuanto cuando quiero que me lo de. Tiene que seguir haciéndolo. Sabes que depende de ti, Paloma. Gilberto te permite comprobar que para que alguien te posea por entero sólo necesita mostrar que no quiere poseerte sino tomar lo que le das.

Diario de Gilberto
Septiembre

No quiero negar el raro poder de Paloma sobre mí. [...] Entramos a la casa y ella subió a su cuarto. No me quedé mucho tiempo abajo, sino que al cabo de un momento la seguí. No estaba en su cuarto. Entré al baño. Se había metido a la tina. No se sorprendió al verme. Al contrario, pareció que me estaba esperando. Su sonrisa. Me senté a la orilla de la tina, a sus pies. Su cuerpo desnudo bajo el agua transparente, apenas un poco más tangible que la luz del sol. [...] Conozco ya la infinita capacidad de reaccionar ante cualquier estímulo de los pezones que denuncian la vida de sus pechos. No hablamos nada. Yo la miraba y ella se dejaba mirar. [...] Me pidió que le acercara una toalla. Se dejó secar con los ojos cerrados. Sus labios la delatan tanto como sus pezones. Caminó desnuda por el pasillo y nos acostamos en su cama. Buscarla y no encontrarla sino perderme en ella. Es una posesión, no es una posesión y tampoco es el amor, son nuestros cuerpos y lo que nuestros cuerpos hacen de nosotros y lo que está más allá de nuestros cuerpos sin salir de ellos [...]

Estuve en su casa casi hasta el anochecer ... La vida es maravillosa por el simple lugar común de que jamás podemos suponer lo que va a ofrecernos y luego es posible evocarla.

14 comentarios:

Carlos Aldamas dijo...

Hola, después de mucho rato.

Totalmente de acuerdo, la imagen que para algunos podría resultar "estimulante" para otros provocaría desagrado. El erotismo y sus distintas formas de manifestación dependen de un montón de factores psíquicos, físicos, sociales en cada individuo que resultaría una empresa tan exhaustiva y casi interminable de enumerarse, y además cada uno posee su propia expresión, interpretación del erotismo. Diferencias.

Julio dijo...

La experiencia será la misma sólo en la comprensión de un tercero; y será siempre distinta, y por ello inagotablemente compartida, entre los protagonistas. Excelente post. Saludos

Magda dijo...

Carlos, que gusto mirarte por aquí, hacía meses que no nos veíamos (leíamos, sería). Me alegra saber de ti y que hayas regresado a escribir.

Magda dijo...

Muy cierto lo que dices, Julio. El erotismo es inagotable, además de siempre nuevo, renovado en cada abrazo.

Muchas gracias, y muchos saludos.

jio dijo...

en el erotismo interviene la imaginación y el ludismo. la pornografía la asocio con la pura necesidad fisiológica humana. hay límites pero son subjetivos y el usuario del sexo tiene que ser consciente de sus vicios y virtudes y donde se encuentra esa, a veces, delgada línea.
gran texto comparativo subjetivo este de garciaponce. poco a poco voy leyendo esa web.... tantos textos, tantos juegos, tantos besos...
:-*

Magda dijo...

Si, es un gran texto, JIO, fijate que el mismo acontecimiento lo cuenta "el" y "ella", Gilberto y paloma, y nos ofrece las diferencias de pensamiento que uno y otra tienen, es excelente.

¡que gusto que estés visitando el Sitio! muchas gracias :)

Besossss

Gabriela dijo...

No creo en la diferencia de percepción por sexos, sino por caracteres o personalidades. Un beso: el texto, hermoso.

Magda dijo...

Gabi, gracias.

¿Terminaste de corregir? ¡vaya tarea que es!

Besos.

Ipnauj dijo...

Lo hermoso es experimentar ese instante donde se borran las diferencias, porque sin razón son imposibles de determinar. Admirable sensibilidad. Felicitaciones.

Magda dijo...

Si, experimentar ese instante es vida, vivir, ser uno, aunque sea por unos instantes.

Muchas gracias. Bienvenido

Gabriela dijo...

No, Magda, yo creo que hasta el jueves no soy, no existo, menos mal que algún que otro momento libre me reservo.
Un beso hasta mediados de semana.

Javier dijo...

"Es una posesión, no es una posesión y tampoco es el amor, son nuestros cuerpos y lo que nuestros cuerpos hacen de nosotros y lo que está más allá de nuestros cuerpos sin salir de ellos"

La mejor forma de sentirse vivo es sentirse así, poseído por tantas fuerzas y tantos deseos, atrapado en esa mordedura dulce y anestésica que durante segundos, minutos, horas a lo sumo, te vela los ojos, te congela el pensamiento sobre lo real.

Un saludo, Magda. No siempre llueve a gusto de todos, pero siempre llueve en algún lugar, y en algún otro insluso nieva, y hasta existen nieves que son para siempre.

Magda dijo...

Gabi, pues a darle, no hay de otra. Hoy domingo me la pasé preparando la clase de mañana, por fin está lista. También me espera una semana pesadita... Ya deseo que vengan las vacaciones de diciembre, para descansar haciendo adobes, como dice la frase popular.

Un beso querida amiga, hast media semana, y que acabes pronto (que bueno que te des tus descansitos, son muy necesarios, lo mismo hago yo para revivir y seguirle).

Magda dijo...

De acuerdo con tu reflexión, querido Javier. Yo creo que entre más nos entreguemos a vivir el erotismo, ese lenguaje de los cuerpos, la vida es más hermosa.

Si, puede ser que existan nieves que son para siempre... pero creo que puede salir el sol y derretirla un poco ¿no será?

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.