14 de marzo de 2006

Mujeres de Babel

Conocí a RH Moreno Durán en Guadalajara, fue durante la entrega del Premio Rulfo a Juan García Ponce en 2001, él realizó la semblanza. El estar hospedados en el mismo hotel facilitó el encuentro, sobre todo durante el desayuno pues el grupo invitado se reunía antes de salir a la Feria; se platicaba durante una o dos horas, eran momentos agradables en los que la amena conversación del narrador y ensayista nos mantenía atentos. Una persona encantadora que visitaba México con asiduidad, de gran cultura literaria y del que, hasta ahora, no había tenido oportunidad de leer Mujeres de Babel (UNAM/Taurus, 2004), ensayo dedicado a James Joyce, en especial a la figura femenina en su obra. Es un libro con mucha información interesante, de sencilla y amena lectura. Les transcribo dos pasajes tomados al azar:

1) En un ensayo titulado La posición de Joyce, Cyril Connolly pasa revista a las diversas actitudes que asumen los críticos y los escritores -doblados en críticos- , como E. M. Forster, quien escribió: "Ulises es un terco intento por cubrir el universo con lodo, una suerte de victorianismo a la inversa, un intento por hacer que la suciedad y la vulgaridad triunfen donde la luz y la dulzura fracasaron, una simplificación del carácter humano a favor del infierno..." Asímismo, es bien conocido el rechazo de Virginia Wolf hacia Ulises, obra que se negó a publicar en Hogarth Press, y a tal actitud parece contestar Connolly en su ensayo: "La señora Woolf, cuyo Mrs Dalloway es en más de un sentido una adaptación femenina para el gusto inglés de una idea del Ulises, tiende a hacer que todos sus personajes piensen en el mismo tempo. Nos da rebanadas anatómicas; no seres humanos, sino secciones de ellos, que presentan las dudas, las ternuras, las esperanzas a medias y los temores a medias de la mente humana, concebidos todos en el mismo ánimo de discreta desesperación. En cambio Bloom, la señora Bloom, Stephen, y los cíclopes sin nombre son dueños de procesos mentales incomparables entre sí..." Antes de rechazar el manuscrito y de descalificarlo (lo llamó libro underbred, de "clase baja"), Woolf escribió en su Diario: "Lo que hago yo, probablemente lo está haciendo mejor Mr. Joyce", según recuerda José María Valverde en curiosa consonancia con Connolly.
2) Pocas veces un texto tan breve -un cuaderno de ocho hojas, escritas por ambas páginas a mano- ha desatado tantas especulaciones como Giacomo Joyce. Este texto "privado", que Joyce dejó en manos de su hermano Stanislaus cuando abandonó Trieste rumbo a París, consagraba la devoción amorosa del escritor por una bella muchacha, exquisita, "en parte virgen, en parte tentadora" y aureolada por el misterio. Esas dieciséis páginas han sido sometidas a toda clase de exégesis y la identificación de la protagonista constituye una auténtica novela de intriga (...) ¿Quién era esa joven? Es sabido que las alumnas de Joyce pertenecían a la clase más pudiente de Trieste, ricas, finas, elegantes, formadas en Roma, Viena o País, "liberadas" y, además, seguras de su propia valía frente a los riesgos de un flirt con un profesor que bordeaba los treinta años, extranjero, con mujer y dos hijos, y a quien cualquiera de ellas en materia social y sentimental podía darle algunas vueltas.
Entrevista
Nabokov: pasiones contundentes

6 comentarios:

JoseAngel dijo...

The joys of Joyce...
Igual cuando Borges escribió aquello de "dame, señor, coraje y alegría / para escalar la cumbre de este día" se refería a la empresa de leer el Ulises.
Pero me encanta Joyce. Y Woolf. ¡Y Lila Downs, por cierto, también, Magda; tengo algunos discos suyos!

Palimp dijo...

Otro libro interesante. Siempre me resultó curioso que Joyce se casara con una mujer que no apreciara su labor como escritor.

Magda dijo...

La crítica que existe sobre el Ulises, José Ángel, es incalculable. Cuando trabajé un cuento cuya intertextualidad era con el Ulises, busqué bibliografía al respecto, y me cansé, era imposible de recolectar, asi que me quedé con la que crei era la mejor y ya.

No sabía que te gustaba Lila Downs, que bien. Sus canciones en lengua prehispánica son una belleza, y sus corridos, sus boleros, todo, es estupenda. Estará el 29 en Madrid, ojalá que quienes puedan vayan a verla, tiene un gran espectáculo.

Magda dijo...

A mi también, Palimp. No se si recuerdes que en una ocasión (hace ya varios meses)hablábamos sobre esto (por las cartas que Joyce escribió), y yo comentaba que para Joyce (y para ella) debió de ser cansado no hablar con su esposa de literatura, de su obra, y comentaban que quizá lo que los unía era más la atracción sexual y emocional que la intelectual, que pasaba a segundo plano. Pero no se. Al menos a mi también me resulta curioso.

IHB dijo...

Excelente la Nueva Letras Libres, muy bien. Nabokov, maravilloso. He acabado de releer El ojo, Mujeres de Babel, debería ser de lectura obligada, pero me estoy obligando tanto... Abrazos.

Magda dijo...

¿Verdad, Iván, que quedó linda la nueva página de LL? a mi me encantó. ¿y qué tal tu lectura de El ojo?

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.