9 de diciembre de 2006

Adèle H: Truffaut

Eso tan increíble de hacer, que una joven cruce el mar, que pase del viejo mundo al nuevo para reunirse con su amante, yo lo haré… (Adèle Hugo, 1830-1915, Diario)

"La historia de Adèle H" es la historia amorosa de la segunda hija de Victor Hugo, una mujer que amó demasiado, tanto que se olvido totalmente de sí misma. No admite rechazos, parece que no escucha lo que Pinson (Bruce Robinson) le dice, lo persigue, lo vigila, lo acosa, hace todo eso que acaba con una relación, un rompimiento que nunca admitirá.

Es deprimente escucharle decir a Pinson que si acepta casarse con ella él tendrá total libertad para andar con las mujeres que desee. De igual forma, es terrible cuando le envía a una mujer para que la tome, como si se regalara un objeto. Y llega hasta hacerse pasar por embarazada para impedir que él contraiga matrimonio con la hija del juez. Le da dinero, engaña a sus padres, pone un altar con el retrato del teniente, se hace llamar señora Pinson, le suplica que la bese, y muchas más situaciones humillantes que la van degradando poco a poco.

Adèle (Isabelle Adjani) sale de la isla Guernesey a buscar a Pinson a Halifax, Nueva Escocia, y de ahí lo sigue a las islas Barbados, aquí ya la locura la tiene presa (no reconoce a Pinson):

No le importa que su madre esté enferma (y después muera), que su padre la llame, le pida que regrese, pero vive del dinero que él le envía. La figura sobresaliente de su padre le provoca serios conflictos, es como si ella no quisiera ser la hija de tan importante escritor y brillar por sí misma, sin lograrlo. Victor Hugo está presente constantemente, pero físicamente no aparece nunca. Al respecto escribe en su Diario:

Denuncio la impostura del estado civil, el fraude de la identidad. ¡Nacida de padre desconocido! ¡Nacida de padre desconocido! ¡Nacida de padre desconocido!
Se puede comprender que estemos en pleno siglo XIX, ese romanticismo en donde se le da prioridad al sentimiento por sobre todo, pero a pesar de ello el sentimiento que abarca a Adèle Hugo por Pinson es en esa época, antes y ahora, un amor dañado, enfermo. ¿Qué lleva a sentir de esta manera? creo que muchas cosas: la cultura (el momento histórico que se vive), la educación, la familia, quizá sea también orgánico, no se, y lo más seguro es que muchas cosas más. Pero nunca deseable.

Me fascinó la librería, ahí donde Adèle compra grandes fajos de papel para escribir su diario. Los estantes, el tapanco, el mostrador, la ventana pequeña con sus cortinas, y el librero tan amable.

La obra cinematográfica de Truffaut hace pensar en muchas cosas, en la misma vida y el milagro que es en sí misma. La complejidad del ser humano y a la vez su lado opuesto, su naturalidad, se presentan como un todo en cada una de sus películas, aunque los temas sean diferentes, siempre están ahi las pasiones, los deseos, las tristezas, los goces, las preocupaciones, los caminos de quienes dentro de la pantalla representan al mundo y nos invitan a recorrerlo con ellos, quizá para vernos a nosotros mismos...

20 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

No he visto las dos películas que recomiendas. Las buscaré.
De momento me dio escalofríos en lo que planteas.
Interesada en el tema.

Abrazos

Magda dijo...

Son excelentes, ojalá las puedas ver. Conmueven, se toca una parte de la vida muy profunda. Una se pregunta cómo le hizo Victor Hugo para aguantar ser perseguido por sus ideas, soportar el dolor de la muerte de su hija Léopoldine (ahogada en el Sena. Su esposo al ver que no podía salvarla se ahoga con ella, estaban recién casados. Para Victor Hugo esto fue dolorosísimo, tardó mucho en recuperar la calma) y la locura de Adele, su segunda hija, que muere en una casa para enfermos mentales...

Cuando se casó con la madre de Adele, su hermano Eugéne -hermano de VH- estaba enamorado también de ella, tanto que el matrimonio de Victor Hugo le provoca paranoia y muere.

En fin, creo que demasiado dolor conforman la vida de los Hugo. Y todavía escribe...

Anónimo dijo...

Me han llegado profundamente al corazón las palabras con que nos describes el argumento de esta película, amiga mía.
Si ya la película anterior me pide a gritos verla, esta necesito verla ya.
El amor que se humilla, Magda: qué bajo nos hace caer.Si nos ponemos en el lugar de quienes viven así, sólo podemos sentir pena.
No creo que la locura de amor de Adèle la lleve a olvidarse de su familia conscientemente. Ella es una victima y no lo sabe. Todavía hay personas con estos rasgos de personalidad, Magda. Si bien es cierto que el romanticismo del siglo XIX los exacerbaba, conozco casos de enamorados que se comportan igual en pleno siglo XXI. Esa sinrazón del amor, el humillarse por tener a tu lado al ser querido, la obsesión por el amor imposible, todo lo relacionado con el amor trastorna a las personas. Y un amor tan desmedido puede llevarnos al suicidio después de pasar por la locura. También he conocido casos de estos.
Pobre Victor Hugo, como padre debió sufrir un horror. Se sufre mucho con los hijos, y cuando los ves sufrir a ellos, los padres sufrimos tanto o más que ellos mismos.Debió ser terrible para él.Tal vez inspiró algunas de sus obras, a buen seguro.

Ay, Magda, la vida, el amor, los celos... nos convierten en meros títeres o en caricaturas de nosotros mismos... La Historia se ha escrito a golpe de Amor y Guerra: dos sinrazones, amiga. Siempre será así.

Es excelente la forma en que nos escribes del cine de Truffaut. Te felicito por estas reseñas y te doy las gracias porque no conocía estas películas.

Te mando un beso, amiga del alma, ¿oyes ya su eco saltando las encrespadas olas del gran charco?

Gracias.Puri.

Magda dijo...

Si, en todas las épocas existen personas que se enamoran de esta forma, aunque creo que más que ser amor es un problema serio de un conjunto de daños personales que llevan a no amarse a sí mism@.

Puri, siempre he creido que el amor es para gozarlo, no para sufrirlo. Cuando, como dices, "la vida, el amor, los celos... nos convierten en meros títeres o en caricaturas de nosotros mismos" algo anda fuera de su lugar. La vida sí, muchas veces te enfrenta a situaciones muy duras y parecemos caricaturas de nosotrros mismos. Pero creo que el amor no debe hacerlo ni nosotros permitirlo nunca. Los celos deben de ser corrosivos e ir minando mucho de la persona, no vale la pena sentirlos hasta ese grado, en mi opinión.

Adele es una conjunción de muchas cosas, una mujer cuyo dolor la llevó a la locura. El dolor extremo unde.

Ojalá veas las películas.

josé r. dijo...

Hola Magda me encuentro tu Blog al visitar el de Rosa Ribas.
Ambas películas las vi hace algunos años y guardo mejor recuerdo de Adele H. y, de la otra existe , por cierto, una versión americana con Burt Reynolds que es muy mala.
En el club de Industriales ubicado en el Hotel Marriot en Polanco, existe un cine club los jueves a las 7 pm. Te lo recomiendo. La cooperación es de $100 pesos y se ofrecen bocadillos vino, café,refrescos etc. Dan precio especial en el estacionamiento. Este jueves termina el ciclo 2006 con la película de Frank Capra "Que bello es vivir". Hemos visto a Visconti, Bergman, Kurosawa, Stenberg, Fellini entre otros.
A Truffaut lo recuerdo siempre como el profesor del niño salvaje.

Magda dijo...

Hola José, bienvenido.

El niño salvaje es muy conmovedora, ya la comentamos aquí hace algunos meses. A mi me gusta todo el cine de Truffaut, al menos las películas que he visto hasta ahora, aunque me faltan varias que iré mirando poco a poco.

Qué bien lo del Marriot, además de ser un lugar muy bonito, se puede ver buen cine y bocadillos vino y café, pues excelente. No sabía que hubiera este club, gracias por tan buena información.

jio dijo...

el niño salvaje sí, adele h nop :(, pero a veces son tan difíciles encontrar estas pelis que te tienes que ir a filmotecas...
Sxix... vengo de las cumbres borrascosas hace un mes escaso. con su lectura revisioné abismos de pasión de don luis, y alguna versión peliculera más.
besicos sin tormentas románticas de ningún tipo.
(gran siglo xix :D)

Magda dijo...

Acá también son difíciles de encontrar estas pelis, Jio, solamente las encuentro en un video y que me queda muy cerca de adonde vivo, es una fortuna. No he podido hallar "La mujer de al lado", tienen solamente como unas 7 u 8, nada más.

Cumbres borrascosas es una obra magistral ¿verdad?, también vi alguna vez alguna versión peliculera no tan mala, pero tampoco muy buena que digamos. El siglo XIX sí que fue un gran siglo, aunque no me hubiera gustado vivir en él, a mi me hubiera gustado nacer en el siglo XXV, cuando se pueda ir de fin de semana a la luna y regresar el lunes a trabajar :D

Candi dijo...

Muy interesantes las películas de las que hablas, Magda: las buscaré. De Truffaut recuerdo haber visto: «Los cuatrocientos golpes» y «Jules y Jim».
Un abrazo.

jio dijo...

en el siglo xxv, para mí, no quedará nadie vivo para escribir nada. estaría gracioso leer descripciones lunares de vacaciones en los blogs personales :P
pues de ese videoclub cogete el abismos de pasión, recordarías la peli, con unos planos a lo nosferatú sobre el personaje de heatcliff tremendos, amor vampírico, el mismo romanticismo igual de salvaje.
estas pelis las veía cómodamente cuando estudiaba y me metía al departamento videográfico, y depende de cual fuera la clase de literatura me iba a ver otra película :P
estoy anotando aquí con truffaut. ahora tienes que ampliar la novelle vague :PPP
+besicos, estos tecnológicos :-*

Magda dijo...

Candi ¡qué gusto verte por aquí! «Los cuatrocientos golpes» y «Jules y Jim» si están en el video, seguro están buenas, las alquilaré a ver si el próximo fin de semana.

¿Cómo estás? Un abrazo enorme para ti en estas fiestas decembrinas.

Magda dijo...

¿no quedará nadie vivo para escribir nada en el XXV? sí, tienes mucha razón, ya se murio Pinochet, pero la bomba atómica que tienen los imperios aun está ahi, y las ansias de conquista que poseen también, nada de buen futuro... :-( Me conformaré con vivir en el XXI.

¡Hoy mismo en la tarde veré si tienen "Abismos de pasión"! Heatcliff es un personaje que me fascina, salvaje como su sentir, sí que sí.

Oye, que este tema de la novelle vague es super interesante, habrá que meterse más.

Besitos para ti, querido Jio, he aprendido a hacerlos :-*

Fernando dijo...

Que hermoso es para mi el cine francés...siempre parece que guarda un silencio para que tu medites...un beso querida amiga, un beso marino...he traído en la mirada el azul desconsolado del final del otoño.

Magda dijo...

Que rico fin de semana, Fernando, mirando la playa, descansando, caminando por la arena y comiendo rico.

A.I. dijo...

Querida Magda:
Truffaut me ha interesado siempre, pero me sorprendió con Adele, por el tipo de película, el tratamiento del personaje, por todo...
Una mujer llena de pasión y autodestructiva. Me recuerda, salvando las distancias a Emile Claudel. Casualmente Adjani ha interpretado ambos personajes en la gran pantalla.
Besos
Ángela

Rosa Silverio dijo...

Vi esta película y me encantó Magda. Me gustó la dirección, la fotogría, el guión y por supuesto que la magnífica actuación de la actriz quien me adentró en su interior obsesivo. Fue la segunda película de Truffaut que vi y eso lo reconfirmó ante mis ojos.

Qué bueno que la comentas aquí.

Un gran saludo y felices fiestas,

Ro

Magda dijo...

No sabìa que Adjani ìnterpretò a Emile Claudel, Àngela, muchas gracias por decirme, buscarè cual es la pelìcula. Y mira, ahora que lo mencionas ¡por supuesto que Adele Hugo recuerda a Camille Claudel!, cierto, otra mujer, y gran artista, que tanto sufrìò por Rodin y el tenìa màs de cuarenta años y ella menos de 20, como en el caso de Adele y Pinson. Y de igual manera las dos terminan en una casa para enfermos mentales, pero Claudel gracias a su madre, que parece ser fue una señora terrible.

¿Sabes? a mi me daba sentimiento, enojo, coraje, muchas cosas mientras veia la pelìcula e imaginaba el mundo de Adele, tan triste...

Un abrazo bien grande.

Magda dijo...

Rosa, segun lei, no se si sea cierto, Truffaut se enamorò de la actriz, por eso dicen que la pelìcula es sobre el rostro de Adjani, aunque yo la verdad que no lo vi asi.

Igualmente para ti, un gran abrazo y que se cumplan todos tus anhelos y el de tus seres queridos.

A.I. dijo...

Magda he tenido un lapsus con el nombre es Camile Claudel;la película, francesa, es de 1989. Aquí se estrenó como "La pasión de Camile Claudel" y la dirige Bruno Nuytten con guión de Marylin Goldin y del mismo Nuytten (sobre la obra de Reine Marie Paris. La música que es preciosa es de Gabriel Yeard y los principales actores Gerard Depardieu, Isabelle Adjani, Laurent Greville, Madelein Robinson. El resumen de la historia ya es conocido: las manos de Camille Claudel deben ocultarse para ser consagradas a su arte. En este París secular, una mujer escultora, no existe. El talento de Camille le lleva a ser aprendiz del célebre Rodin. De aprendiz, deviene en maestra, y después en inspiración. De esta pasión nacen las obras de arte de la escultura moderna. Sin embargo Rodin rehúsa a casarse con ella. Abandonada Camille se hunde poco a poco en el alcoholismo y la paranoia, hasta que la internan en un hospital psiquiátrico.
Espero que localices la película y la comentemos.

Toda la alegría y felicidad para tí y los tuyos, en estas fechas y siempre.
Besos
Ángela

Magda dijo...

Muchas gracias querida Ángela, hoy mismo voy al video y ojalá que esté "La pasión de Camile Claudel" que veo, gracias a tu comentario, que es la vida misma de esta gran artista, y trabaja nada menos que Gerard Depardieu, como en "La mujer de al lado" (esta si que no está en el video, es una pena).

Muchos abrazos para ti. Y gracias nuevamente.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.