24 de enero de 2010

Corazón de tinta

Acabo de ver la película Corazón de tinta (Traducida al castellano como El libro mágico), es la primera parte de la trilogía escrita por Cornelia Funke (Corazón de tinta, Sangre de tinta y Muerte de tinta). Me gustó el paisaje, los efectos especiales no son malos, la ambientación y el tema:

Una noche está el padre (Mortimer Folchart, Mo), la madre (Resa) y la hija (Meggie, de tres años de edad) en la biblioteca de la tía del primero, el padre les está leyendo una historia. La tía había asistido a una feria del libro y el matrimonio cuidaba la casa. El padre ama los libros viejos, es un médico de libros que los restaura cuando están deteriorados. Sin saberlo, el padre es un "lengua de brujo", seres conocidos con este nombre porque cuando leen en voz alta su voz da vida a los personajes de la historia que leen. El peligro está en que por cada personaje de ficción que llega al mundo real una persona real desaparece en el mundo ficcional, entra al libro. Y así sucede, la madre de la niña desaparece esta noche de lectura. El libro que está leyendo el padre se llama Corazón de tinta, una historia de aventuras, magia, castillos medievales, ilustraciones y diversos personajes.

Desde entonces, el padre y su hija (que al inicio ignora que ha heredado el don del padre, también es una "lengua de brujo") viajan de país en país buscando el libro para poder leerlo y entrar a rescatar a la madre. Llegan a una librería de segunda mano y después de nueve años el padre escucha voces que lo llevan a encontrar, por fin, un ejemplar de Corazón de tinta. Pero al salir de la librería uno de los personajes de Corazón de tinta, "Dedo polvoriento", está frente a los ojos de Mo, es un "traga fuego" que necesita al "lengua de brujo" para que lea y pueda salir del libro y encontrarse con su familia.

Cuando Mo, sin querer hacerlo, hace aparecer en el mundo real a uno de los personajes del libro, Capricornio, un rufián que trabaja para un duque malvado, éste captura al padre, a la hija y al traga fuego (que tiene a un inteligente hurón por acompañante) y los encierra en su castillo. Capricornio tiene como proyecto no dejar salir a nadie del libro haciendo aparecer a "La sombra", otro personaje, y echando Corazón de tinta al fuego. Al no poder rescatar Corazón de tinta del fuego, a Meggie se le ocurre que el autor del libro puede tener una copia y buscan hallar una salida, ayudados por "Dedo polvoriento", para ir a buscarlo y pedírsela. Mientras tanto, en otra parte del libro, la madre está encadenada en la cocina y ha perdido la voz.

El escritor del libro no puede creer que ante sus ojos esté "Dedo polvoriento", ese personaje creado por él. Es, dice, "como entrar en mi propia imaginación". El personaje no sabe su final, no ha querido leerlo por miedo. Cuando se entera de que morirá al querer salvar a su hurón (con quien habla), le dice al escritor: "Yo voy a labrar mi destino, no eres un Dios y no te permitiré regir mi vida".

Como comentaba arriba, el tema me ha gustado. Sin embargo, percibí a los actores un tanto planos, las consecuencias son predecibles pues se sabe que pasará a cada momento, desde el inicio. Pero vale la pena mirarla, aunque creo que la trama hubiera dado para mucho más.

VIDEO.

10 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Me encanta el guión de esta película imaginativo e interesante. sin duda habrá que tenerla en cuenta.
Un abrazo.

María Eugenia Mendoza dijo...

Leí Corazón de Tinta, todavía no he leído las otras dos obras de la trilogía, pero creo que la experiencia lectora es infinitamente superior a la de ver la película. Ocurre lo mismo con la Historia interminable de Michael Ende y con muchas otras.
Sin embargo, me encanta que la literatura siga alimentando al cine, porque siempre queda la intención de leer la obra completa, comparar nuestra lectura con la que hicieron guionistas, actores, vestuaristas, fotógrafos, productores y directores.

Magda Díaz y Morales dijo...

El guión es muy bueno, Moderato, lo que no me gustó mucho en la película fue la actuación de los actores. Hay comedia, aunque no provoca risa sino se perciben como pobres sus actos. En fin, la trama es buena, y se deja ver lo interesante del libro y sus laberintos metaficcionales.

Magda Díaz y Morales dijo...

Estoy de acuerdo contigo, María Eugenia. Considero que al ser discursos diferentes, el narrativo literario y el cinematográfico, deben asumirse de distinta manera y la experiencia lectora, en este caso, es superior a la película.

No he visto la 'Historia interminable' de Michael Ende, tengo deseos de verla. La obra es muy buena.

Casimiro Femat dijo...

Magda, quisiera tener tanta libertad como tú y hablar de lo que me gusta, gracias por compartir tus apreciaciones.

Magda Díaz y Morales dijo...

No comprendo porque no tienes esa libertad de dar tus "apreciaciones", tienes un blog donde puedes hacerlo.

Gracias por tu comentario.

Vigo dijo...

También quise verla Magda por aquello que está basada en un libro que ha tenido bastante reconocimiento en otros países, sin embargo en lo que la recuerdo se me hizo bastante pesada y sin haber leído el libro me imaginé que se le podía haber sacado mucho más jugo.
Tal como te recomiendan un poco más arriba, creo que me interesó mucho más en su momento La historia interminable (el libro también lo leí y recuerdo que tenía hermosas pagínas en tinta roja y verde según quien era el narrador). Claro, que cuando ví esta película era mucho más niño, y no se si me produciría el mismo efecto positivo que en su dia tuvo.
Cuídate mucho.
V.

Andre_Ferreira dijo...

Aun no he mirado esta pelicula ni tampoco he leido el libro. Gané aqui, más una vez, una curiosidad: muchas gracias.

Un abrazo

André

fractal - M.N.E. dijo...

Precioso artículo. No puedo opinar sobre el libro o la película. Pero después de leer el post me he quedado bien a gustito.
Algo parecido a lo que también me sucedió con un post anterior, "Envidia".

Necesitamos creer que, en la medida de lo psible, labramos nuestro propio futuro.

Saludos

Magda Díaz y Morales dijo...

- Vigo, como comento sobre la película, también considero que pudo ser mucho mejor. Sin embargo, tenemos la ventaja de tener el libro.

- André, hace mucho que no te saludaba, es un gusto hacerlo.

- Fractal, ojalá puedas ver la película. Un abrazo.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.