6 de febrero de 2010

Los demonios, de Heimito von Doderer

Los demonios, con su título voluntariamente igual al de la novela de Dostoyevski, ocurre en tiempos de paz, entre las dos guerras y no obstante, de una manera indirecta, está consciente y da una explicación de la Historia sólo que lo hace de un modo tan magistral y puramente artístico que lo difícil es no apresurarse a justificarla tanto como a contarla. (...) ¡Cuán gozosas, ricas, minuciosas son las descripciones de personajes y lugares por parte de Heimito von Doderer!
En: Juan García Ponce, Ante Los demonios

Como bien dice este artículo, donde se informa de la publicación de Los demonios de Heimito von Doderer, "cabe reiterar un vivo reconocimiento al descubridor y primer gran lector de Heimito von Doderer en México, Juan García Ponce, quien desde mediados de los 1960 comenzó a publicar artículos y ensayos que nos aproximaron a una obra y un autor por entonces frecuentados por un número de lectores sumamente restringido fuera del ámbito cultural de lengua alemana.

A García Ponce le debemos sobre todo el mejor mapa de lectura de la pieza épica de Doderer redactado entre nosotros: Ante los demonios (publicado en 1993 por la Dirección de Literatura de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM y Ediciones del Equilibrista), descripción paciente del transcurso de la novela que ahora bien merecería ser reeditada, toda vez que por fin se cuenta con una versión asequible del referente narrativo al que el escritor yucateco le dedicó muchos años de apasionadas incursiones. Asimismo, con ello puede constatarse qué tan profundamente caló esa temprana recepción de Los demonios en la obra de García Ponce, un tema que siempre se había ofrecido como seductora tarea comparatística y que hoy se antoja labor inaplazable".

"Más de medio siglo tuvo que transcurrir desde su aparición para que la novela Los demonios, obra capital del escritor austriaco Heimito von Doderer (1896-1966), haya sido finalmente traducida y publicada en castellano. Es sin duda el mayor de los acontecimientos del año 2009 en nuestro entorno editorial: una verdadera osadía como en muy contadas ocasiones veremos aparecer en el mundo hispánico, sobre todo por el esfuerzo inaudito que implica cursar, interpretar, estudiar y transportar a otra lengua 1,345 páginas compuestas en un nada sencillo alemán (algo sobre lo que entraré en detalle líneas adelante). Se trata de una empresa, que, sin duda alguna, ha de agradecerse de entrada con todos los honores al traductor Roberto Bravo de la Varga y a todo el equipo de la casa editora Acantilado".

5 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Acantilado... Había oído hablar de esa editora. Parece ser una de las pocas que se compromete con nuesvos autores, así como también compruebo con consagrados ilustres...

Magda Díaz y Morales dijo...

Acantilado, y varias editoriales más son las que se comprometen con nuevos autores y, también, ilustres. Ejemplo: Almadía, Tumbona Ediciones y Sexto piso, entre otras.

Fernando dijo...

Gracias a Acantilado en España se están recuperando a una serie de autores centroeuropeos, como Zweig, que incomprensiblemente estaban en el olvido.
Un abrazo, Magda.

Ferragus dijo...

Aún recuerdo el título del trabajo de García Ponce “Tres voces” Y con ello, el trabajo de von Doderer “El tormento de los saquitos de cuero” mencionados en un artículo que publicaste, Magda. Espero tener la posibilidad de comenzar con García Ponce.
Un beso y saludos.

Magda Díaz y Morales dijo...

* Es cierto Fernando, y me parece excelente que Acantilado haga esto.

* Ojalá lo hagas Ferragus, te recomiendo empezar con su novela De Ánima, o sus ensayos que son excelentes.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.