14 de marzo de 2010

Seis personajes en busca de autor: Pirandello

Luigi Pirandello, Seis personajes en busca de autor, Trad. Roberto Raschella (México: Oceano/Losada, 1998)

Esta conocida obra del narrador y dramaturgo italiano Luigi Pirandello, recuerda al lector que está ante una obra de ficción, teatro dentro del teatro. Juega a problematizar la relación entre ficción y realidad.

Por la puerta del palco escénico de un teatro van llegando los actores de la Compañía para ensayar El juego de las partes, una comedia de Pirandello. Entran, saludan al Director de escena y se saludan entre ellos. Algunos se dirigen a sus camerinos; otros, como el Apuntador (que tiene el manuscrito enrollado bajo el brazo), se quedan en el palco a la espera del Director para iniciar el ensayo y uno de ellos se sienta ante el piano a tocar una pieza de baile, los actores y actrices más jóvenes se ponen a bailar.

Con el sombrero puesto, el bastón bajo el brazo y un cigarro en la boca, llega el Director que de inmediato comienza a dar órdenes: "-Vamos, vamos, empecemos. (Al Director de escena) ¿Falta alguien? Ya llevamos diez minutos de retraso". Y dirigiéndose al Apuntador: "Empiece, empiece".

De pronto, el Conserje del teatro entra a la sala y atravesando el pasillo de la platea se acerca al escenario para anunciarle al Director la llegada de seis personajes (van detrás del Conserje un tanto extraviados y perplejos, mirando alrededor). Los personajes están buscando un escritor, un autor que escriba su drama familiar ya que el autor que los creo ha desaparecido. Como es de esperar, el Director queda asombrado y discute con ellos, de inicio no entiende qué sucede. Pero poco a poco se impone la historia que los personajes necesitan contar. Y la cuentan.

Es una excelente obra, en la que se conjuntan muchas cosas: amor, pasión, muerte, conflictos existenciales, suicidio, rencor, incesto, todo un drama que habla de la vida. Seis personajes en busca de autor se estrena en 1921 y es publicada en 1924 o 1925.

7 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Gracias por la información. La tendré en cuenta.
Un abrazo.

Orlando dijo...

Qué inovador fue Pirandello, eso del teatro en el teatro a inicios del siglo XX debió de causar mucha polémica.

Elèna Casero dijo...

Una de las obras cumbres del teatro. ¡cuánto me gusta el teatro!

Un abrazo

39escalones dijo...

Uno de los imprescindibles que tengo pendiente; no se puede ver todo el cine del mudno y que quede tiempo para leer...
Abrazos.

Fernando dijo...

Fue innovadora en su día, y aún lo sigue siendo, a pesar del tiempo transcurrido.
Y también es dura e implacable con los espectadores no prevenidos o no iniciados lo suficiente en el teatro.
Abrazos, Magda.

Isabel dijo...

Me encanta que hables de teatro porque escasea este tema en los blogs.
Es muy importante, ya no sólo por el trabajo del actor que tiene que enfrentarse cada noche al publico, sino por la dificultad que encierra escribir teatro, tan distinta de la novela, cajón de sastre que admite tanto.

Muchos besos

Magda Díaz y Morales dijo...

Un abrazo a cada uno de ustedes. Muchas gracias por su visita y comentarios.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.