21 de marzo de 2011

Bajtin, y los cigarrillos

"En 1942, durante el inacabable sitio de Leningrado por los nazis, el crítico y teórico ruso Mijail Bajtin, fumador empedernido y escaso de insumos debido al cerco, tuvo que usar todas las páginas del manuscrito de un libro inédito para armar con ellas cigarrillos y aplacar la llamada del vicio.

Unos afirman que había dos copias del manuscrito y que Bajtín ignoraba que la otra había ardido en un ataque aéreo. Otros dicen que el crítico sabía que se estaba fumando la única copia, pero que no le quedaba otro papel para enrollar el tabaco y decidió sacrificar su trabajo. Era un libro entero sobre novelas de aprendizaje, y jamás lo volvió a escribir".

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.