16 de noviembre de 2005

Cartas a André Gide

Tener correspondencia con alguien muy inteligente es siempre enriquecedor, y si dos inteligentes tienen correspondencia seguro es fascinante. Estaba leyendo La locura que viene de las ninfas de Calasso, cuando veo que menciona la correspondencia entre Proust y Gide, así que en cuanto lo terminé fui a buscar Cartas a André Gide, de Marcel Proust. No lo encontré en las librerías pero lo pedí en la biblioteca, es un libro excelente.

Según parece, Proust no guardo las cartas que Gide le envió, pero él si conservó las suyas; por eso mismo, se señala en el prólogo, la mayor parte del libro se refieren a ellas (solamente hay dos de Gide). Al ir leyendo estas cartas sorprende que exista una crítica e inmediatamente un elogio, viene otra crítica y otro elogio, y así constantemente. Es como si Proust diera un golpe y después lo intentara curar. Se percibe muy claramente que Proust jamás le perdonó a Gide (que era miembro del consejo editorial de Nouvelle Revue Franaise, adonde el primero envió su texto) el que haya rechazado su manuscrito de La búsqueda del tiempo perdido.

Enero de 1914

Mi querido Proust:

Desde hace varios días no abandono su libro; me lleno de él con deleite, me sumerjo en sus páginas. ¡Ay de mí! ¿Por qué me resulta tan doloroso amarlo tanto?... Haber rechazado este libro quedará para siempre como el más grave error de la NFR, y (como tengo la vergüenza de ser en gran parte el responsable de esto) una de las tristezas, de los remordimientos más dolorosos de mi vida. Me parece, con toda probabilidad, que en esto se advierte la presencia de un destino implacable, ya que es una explicación de veras insuficiente de mi error decir que me había hecho de usted una imagen después de unos pocos encuentros ``en sociedad'', que se remontan a hace casi veinte años. Para mí, usted seguía siendo ese tal que frecuenta asiduamente a las señoras X... y Z..., ese que escribe en Le Figaro... Lo creía -¿se lo debo confesar?- ``uno del grupo de los Verdurin''.
Un esnob, un mundano diletante, lo más molesto que pudiera haber para nuestra revista. Y el gesto, que hoy entiendo tan bien, de ofrecerse a ayudarnos a publicar el libro, que habría sido para mí fascinante si lo hubiera comprendido bien, no ha hecho más que confirmar, ay, mi radical error. No tuve a disposición sino uno de los cuadernos de su libro, el cual abrí con mano distraída, y la mala suerte quiso que mi atención cayera de inmediato en la taza de manzanilla de la página 62, para luego resbalarme, en la página 64, en la frase (la única del libro que no logro de verdad explicarme hasta ahora, ya que no soy capaz de esperar a terminarlo del todo antes de escribirle) que se refiere a una frente de la que se transparentan las vértebras. Y ahora no me basta con amar este libro, percibo que siento por él y por usted mismo una especie de afecto, de admiración, de predilección singulares.

No puedo seguir... Tengo demasiados remordimientos, demasiados dolores -y sobre todo si pienso que quizá mi absurdo rechazo pudo haber tenido consecuencias para usted, que lo habrá hecho sufrir, y que hoy yo merezco ser juzgadoÊpor usted, injustamente, tal como yo lo había juzgado a usted. No me lo perdonaré jamás, y es sólo para aliviar en algo mi dolor que me confieso ante usted esta mañana, suplicándole que sea indulgente conmigo, más indulgente de lo que yo mismo no consigo ser.

André Gide

En lo personal me gusta mucho Gide. Podemos imaginar el enojo extremo que debió causarle a Proust el rechazo de Gide, debió de afectar profundamente su ego, y esto sí nunca debió de disculparlo.

23 comentarios:

Gabriela dijo...

A mí también me gusta mucho Gide (¿Has leído 'La reclusa de Poitiers'?) y en cambio, no siento empatía con Proust. Confieso que nunca he terminado su 'opera magna': me aburre.
Es ietresante pasar de Gide a Bataille. Es un contraste estimulante. Un beso, Magda, ya estoy viendo la luz al final del túnel. Al menos hasta el 23, en que tengo nueva remesa.

juan carlos dijo...

En todo caso puede que Proust sintiera un vengativo placer al recibir cartas así de quién le había rechazado. No he leído a Gide, pero gracias a tí y a tu blog lo voy a hacer en breve.

Un saludo

Magda dijo...

No Gabi, no he leido La reclusa de Poitiers ¿es buena? vaya pregunta, seguro que sí. A me me gusta Paludes y La sinfonia pastoral, y ya ni se diga Los monederos falsos. No he conseguido su Diario (¡4 volúmenes!), pero me encantaría.

Debes de estar como yo, ansiando las vacaciones. Ya quiero escuchar villancicos que digan: "llegó la vacación" ;)

Magda dijo...

Es cierto, Juan Carlos, no dudo que haya sentido ese placer. Siempre he pensado en que debió de swer para él terrible este rechazo, si para uno, pobre mortal, un rechazo de tu trabajo seguro duele mucho, imagínate para uno grande como Proust, uf, terrible, con todo y que después todo se arregló.

Te encantará André Gide, es lo mejor de lo mejor.

Muchos saludos.

Armando Ortiz Valencia dijo...

Hola Magda
¡Vaya sorpresa!
Fíjate que precisamente estaba divagando sobre la cuestión epistolar a través de la historia y encuentro este post estupendo. Muchas Gracias.
Ah! Y déjame decirte que no había venido a esta magnifica zona, no sé por qué diantre, pero ahora que lo encontré, te prometo, no lo dejaré...!
Gracias por todo

Magda dijo...

Siempre bienvenido Armando.

jio dijo...

bueno, yo también soy legos en la obra de gide....
pero las relaciones epistolares sí son enriquecedoras. me gustan desde el colegio. luego estudié el siglo xviii (aunque las relaciones epistolares se pueden ver desde la edad media) y ya nada volvió a ser igual entre autores.
ahora mismo creo que muchos bitacorer@s están manteniendo correspondencias muy interesantes, lúdicas y didácticas y más inmediatas que hasta hace simplemente 20 años.
sí, gide le dio a proust donde le dolió. igual le doy una oportunidad... :P

Martín dijo...

No sé por qué tengo la sensación de que en esta carta Gide, con ingenio, intenta mortificar a Proust escudándose en halagos… Es como si Gide usará puñales cubiertos de terciopelo… Ahora, es sólo una intuición y tendría que leer más cartas de Gide a Proust para tener una idea mayor del contexto… Ya me nació la inquietud por leer “Cartas a André Gide”

Magda dijo...

Cierto, Jio, desde la edad media podemos ver correspondencia, ahora que lo dices recuerdo a Eloisa y Abelardo y ese amor adonde las cartas fueron esenciales.

Si, hay que darle otra oportunidad ;)

Magda dijo...

Que bueno, Martín, te gustarán. Bienvenido.

Santino dijo...

La literatura epistolar entre escritores siempre ha sido uno de mis grandes pasiones, no sé si por curiosidad biográfica o por simple cotilleo intelectualoide :P

Sobre Proust, admito que no he leído "En busca del tiempo perdido", pero lo que ha dicho Gabriela me ha recordado a un poema que me encanta de Luis Alberto de Cuenca titulado "Los dos Marcelos", en donde le confiesa a Bioy Casares que este libro le aburre y reivindica al gran olvidado Marcel Schwob, un autor que tiene mucha valía.

Magda dijo...

Santino, padecemos del mismo "mal", la literatura epistolar entre escritores siempre ha sido también una de mis grandes pasiones porque se palpa muy de cerca a quienes escriben, se aprende mucho, la imaginación nos transporta a su contexto, entre otras muchas cosas.

Creo que muy pocos han leido a Proust en su totalidad, yo no lo he hecho tampoco. Marcel Schwob fue muy importante para Borges ¿verdad?

Santino dijo...

Así es, Magda. La obra de Borges está llena de guiños a Schwob, sobre todo en su primera época; hasta tal punto que su libro "Historia universal de la infamia" sigue como modelo al de "Vidas imaginarias", que es la obra más famosa de Schwob, aunque en el prólogo sólo indica las influencias de Stevenson y de Chesterton. Quizá a Schwob no lo cite tanto, pero se percibe su importancia.

Un saludo.

João Guilherme dijo...

........../|/|/|/|/|
..........(^O.O^) tah
..........(...(_)...) bem
............\..--../_ legal
........./¯¯Y¯¯\.\ seu
.........|....|.......\..\ blog
.........|._.\_.....|\_.\
..........\__\......|...\..\
......(¯¯¯\...\_|/¯¯\__\_______oooooo
........)===ºººº====0000=======)
......(____/¯¯¯\__/ da uma
........./..../.........\...\ passada
..__./._/.............\._.\__ no meu
(____ /.............(_____) tah !!!
Ganhamos o certificado juntos,Parabens

laine dijo...

.............•::::::• ...........
¸,.•´¨`•.( -.- ).•´¨`•.,¸
¨`•--•-¨( ")(" )¨-•--•´¨
( `•.¸
`•.¸ ) "Eu acredito que amigos são,
( `•.¸ mais ou menos, como os ANJOS.
`•.¸ ) Levantam nossos pés quando
( `•.¸ nossas asas ESQUECEM como
`•.¸ ) que se VOA."
( `•.¸
.............•::::::• ...........
¸,.•´¨`•.( -.- ).•´¨`•.,¸
¨`•--•-¨( ")(" )¨-•--•´¨
`•.¸ )
( `•.¸ Vá me visitar para que eu
`•.¸ )possa estar sempre retribuindo.Bjim. Laine
( `•.¸
`•.¸ )*`•.¸ )*`•.¸ )*`•.¸ )*
(`'•.¸(`'•.¸*(`'•.¸*(`'•.¸*(`'•.¸*(`'•.¸*

Javi dijo...

Es una pena porque este género está pr´cticamente muerto; la gente ya apenas se escribe, y los escritores, supongo, se envían mails, que ni de lejos debe ser lo mismo... A cambio de un género que muere de inanición tenemos en cambio otro que tal vez esté naciendo, ¿El post?

Un saludo, Magda, siento no haber podido hacer uso hecho uso del botón que me hiciste para TannHäuser, pero sabe que te agradezco mucho el gesto, y que te sigo aunque me haya marchado.

Un abrazo.

Gatopardo dijo...

"Y con respecto a amigos que no leen sus libros, aunque no parece que eso le amargara, el tono es desenvuelto y alegre; Proust cuenta su conversación telefónica con un amigo común, el duque de Albufera:
-Querido Luis, ¿has leído mi libro?
-¿Tu libro? ¿has hecho tú un libro?
-Si, Luis, hasta te lo he mandado.
-Ah, mi pequeño Marcel, si me lo has mandado, seguro que lo he leído. Sólo que no estoy seguro de haberlo recibido."
Leonardo Sciascia lo cuenta en "Negro sobre negro" y yo, con lo cotilla que soy, te lo cuento a tí, porque sé que lo disfrutarás tanto como yo.
Un abrazo tiernísimo, querida Magda.

Magda dijo...

Fijate Santino que he visto varias veces, que cuando las influencias son muy fuertes en determinados autores, como Marcel Schwob para Borges, casi no las citan, como que dejan esta tarea para que el lector las descubra, es muy interesante. Marcel Schwob no es muy leido, y ciertamente es de mucha valía, como apuntas.

Muchos saludos.

Magda dijo...

¡Parabens, João!

obrigado para a tua visita e comentário. Se, tiver a distinção da AB, e eles agradecer muito. Embrassade para você.

Magda dijo...

Laine, embrassade para você.
________

Javi, es una pena que hayas decidido marcharte, ojalá regreses pronto... Un abrazo muy fuerte.

Magda dijo...

Jajajajajaja, genial gatita, gracias por contarme esta anécdota que desconocía. En estos momentos lo único que viene a mi mente es pensar en la cara que habrá puesto Proust. Pobre hombre, parece que no le fue muy bien con sus "amigos".

¡Vaya que la he disfrutado!
Un beso.

oliveira dijo...

a quién le interesen el amor y los celos, sobre todo los celos, deberían leer En busca del tiempo perdido aunque solo fuera para mirarse en un espejo sin deformar. Aunque para ello haya que digerir algunas páginas agotadoras, pero si en siete volúmenes no las hubiera sería un milagro!!!

:

Anónimo dijo...

Confieso no haberlo leido todo, Luis. Pero lo iré haciendo ;)

Magda

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.