14 de febrero de 2006

Tres años: Chéjov

"Deme una mujer que, como la Luna, no aparezca todos los días en mi cielo" (Chejov).

He terminado de leer Tres años de Antón Chéjov, una novela publicada por Espasa Calpe y que en tan solo cuatro meses tuvo dos ediciones. Nos cuenta en la introducción el editor, que Tres años "se escribió y publicó en el período que va de 1888 a 1895 y que debió de aparecer en alguna colección de relatos acompañando a algun otro que alcanzó mayor éxito o mayor reconocimiento de la crítica". Es una novela prácticamente desconocida, solamente hubo una edición en 1967 y de ahí hasta ahora.

Todo se desarrolla alrededor de la desventurada historia de amor entre Alexei Laptiev y Julia Serguéerovna, la hija de un médico rural que atiende a Nina Féodorovna, la caritativa hermana de Laptiev que padece cáncer y cuyo esposo "había dilapidado su fortuna personal y la de su mujer, y en la actualidad las deudas le llegaban hasta el cuello". Laptiev es un personaje soñador, que a pesar de que un día dejó de creer en el amor, al conocer a Julia, quien no lo ama, vuelve a abrir su corazón a esa posibilidad. Muchas cosas suceden a partir de que él le declara sus sentimientos y ella los rechaza:

-¡Qué dice! ¡Qué dice! -gritó, pálida-. Imposible. Le aseguro que... Perdóneme. Y con rapidez, entre el mismo crujir suave de las faldas, acabó de subir la escalera y desapareció en el interior del piso.
Laptiev comprendió. Dentro de su alma se operó una metamorfosis brusca, decisiva cómo si súbitamente la luz se apagara en ella. Y salió de la casa sintiéndose avergonzado, humillado, despreciado.

Alrededor de este núcleo temático vamos penetrando en los demás personajes (su hermano, su padre, su cuñado, sus sobrinos, sus amigos, etc.), en sus espacios, tiempos y acciones. Los sentimientos, frustraciones, anhelos, fracasos, se agolpan en emociones que abarcan sus existencias muchas veces bajo decepciones y fracasos y, en algunos, con un poco de esperanza...

Cuando buscaba la imagen de la portada encontré esta anécdota que nos cuenta el escritor Juan Villoro: "un día Tolstoi le dice a Chejov: 'tus obras de teatro son aun peores que las de Shakespeare', pero admiraba sus maneras suaves y su andar 'de muchacha'. Poco antes de morir, Chéjov dedicó una hora a escoger el pantalón que se pondría para recibir al autor de Guerra y paz.

Chéjov es grande entre los grandes, y Tres años una de las muestras de ello.

12 comentarios:

aperezmorte dijo...

Como dirían mis hijos: ¡Este sí, me lo pido! Antón Chejov es uno de los grandes. He leído buena parte de su extensa obra y a menudo me he preguntado cuánto perdió la literatura universal con su muerte, a los cuarenta y cuatro años.

La dura, hermosa y ejemplar biografía del dramaturgo ruso, que siempre conquistó, por sus valores humanos y su afabilidad, a quienes le conocieron bien, también daría para mucho: Una buena película, una novela, una obra de teatro...

Magda dijo...

Si, Antonio, Chejov es de los grandes muy grandes. Murió tan joven, así es, y con una vida de mucho sufrimiento: carencias económicas, su enfermedad, el tener que sostener a su familia porque el papá dijo "ahí nos vemos", un padre sumamente enérgico. El fue tímido, pero sumamente generoso, ayudó mucho a las personas y a las instituciones. Tuvo un gran corazón.

Me encantaría conocer sus primeros escritos, cuando era estudiante en la universidad, los humorísticos, dicen que son geniales. A mi me encanta cuando al final de La dama y el perrito el personaje recuerda que nunca supo el nombre del perrito, esto es genial.

Y es verdad, a nadie se le ha ocurrido llevar al cine su vida, sería excelente.

emejota dijo...

Gracias por ponernos al corriente de la existencia de este libro, Magda. Lo voy a buscar.

Un abrazo.

Armando Ortiz Valencia dijo...

Chejov tiene una grandeza de estilo que ciertamente viene de por sí en los autores rusos; yo he leído poco de él, apenas algunos cuentos, pero ya me doy a la tarea de buscar esta novela.
Gracias por la recomendación Magda.

P.D. Lo siento, por lo de la música, pero no puedo evitarlo, creo que es en lo poco que no puedo ser tolerante, no me preguntes porqué, pero así es.
Gracias por tu comentario.

Magda dijo...

Mariano, vale mucho la pena leerlo, y lo encontrarás pronto, hay que aprovechar que lo han publicado. Ya me contarás qué te pareció.
_________
Armando, en mi opinión, tu puedes ser o no ser tolerante con lo que quieras, no tienes ni que comentarme, no es de mi incumbencia. Me imagino que te refieres a lo que comentabas que no te gusta la música tropical y las baladas, y está bien, sino te gustan seguro que no compras de este género. Afortunadamente eso lo puedes hacer siempre, y no es nada importante que a los demás les guste o no, lo que importa al respecto es que tengas la música que te guste a ti.

A mi me gusta toda la música, o casi toda más bien dicho ;)

LeeTamargo dijo...

...Este médico y escritor dejó unos relatos breves magistrales. Te deseo también un feliz día, Magda...
SALUDOS: LeeTamargo.-

Sergi dijo...

Chéjov es del puñado de autores que me empujaron (y que si cualquier día lo olvido, vendrán para zarandearme y recordármelo) a escribir.

No conozco esa novela, pero con sus cuentos me ha bastado para amarle.

Gracias por seguir ahí, Magda.

pd: apuesto a que Anton hubiera detestado algo como el día de San Valentín... ;-)

Magda dijo...

Yo creo, Sergi, que al contrario, Chejov hubiera amado el dia de San Valentin ;)

Un abrazo para ti.

Magda dijo...

Muchas gracias, Lee. Un abrazo.

el pajaro guarandol dijo...

Uno de los cuentos que mas me gusta es "La boticaria". Y "El estudiante". Y "L muerte de un oficial". Y... ah, Chejov. Y no me hagas hablar del teatro.
En fin, te comento que hay una pelicula malisima sobre su vida que se llama "Un medico ruso". Es como de los ochenta y creo que es britanica ( de la BBC o algo asi). Yo la vi en video gracias a Video Color Yamin pero hace muchos anos de eso.
Hay otra pelicula (esta si, hermosa y extrana) que no es sobre su vida pero que vale la pena. "Tio Vania en la calle 42". Es la ultima pelicula dirigida por Louis Malle, antes de morir. Viva, viva Chejov.

INESMARA dijo...

Grande entre los grandes. Sí, claro. Uno de mis preferidos. "El monje negro", "LAs grosellas", "Mi vida", tantas horas deliciosas a su lado....
Gracias por hablar de él.

Un beso.

Magda dijo...

Pájaro, y ya viste la pelicula ¿La dama y el perrito? es excelente, te la recomiendo mucho. Bienvenido, y muchos saludos
____________

Asi es, Ines Mara, una delicia, por supuesto.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.