22 de septiembre de 2006

Hambre: Knut Hamsun

Knut Hamsun, Hambre (Madrid: Ediciones La torre, 1999).

En el epílogo se comenta que Hambre, de Knut Hamsun, se considera la primera novela moderna de la literatura escandinava. Lo que yo puedo decir es que me ha parecido extraordinaria, es la primera vez que leo a Knut Hamsun (recibe el Premio Nobel en 1920) y quiero leer toda su obra, al menos la que esté traducida.

La historia inicia con el recuerdo del protagonista de una época en la que vagaba por la ciudad de Christiania pasando hambre. Un tiempo en el que no tenía trabajo ni estufa en su habitación, por eso se acostaba sobre sus calcetines "por las noches para que estuvieran un poco secos por la mañana". Todo le iba cuesta abajo, no le quedaba ni siquiera "un peine o un libro que leer cuando todo se volvía demasiado triste". Él escribía artículos para los periódicos y cuando tenía suerte podía "llegar a cobrar hasta cinco coronas por el trabajo de una tarde". Era un ser humano que se había olvidado qué aspecto tenía la felicidad.

Una mañana sale a pasear y empeña su chaleco para darle dinero a un minusválido que se encuentra en la calle y lo que le queda lo usa para comer hasta quedar bastante satisfecho. Quería escribir pero se da cuenta de que olvidó su lápiz en el chaleco y regresa por él porque no era un lápiz cualquiera, era un lápiz, le dice al hombre del mostrador, con el que había escrito su "tratado filosófico en tres volúmenes". Ya con el lápiz en la mano intenta escribir pero "después de un par de líneas" ya no se le ocurre más, sus pensamientos están lejanos, todo lo distrae.

No puede escribir nada, así que decide regresar a su pequeña habitación para encontrarse con la noticia de que tiene que salirse porque no ha pagado el alquiler. Al día siguiente amanece inspirado y escribe un esbozo que lleva al periódico sintiéndose ilusionado de que por fin las cosas iban a cambiar. Llegada la noche vaga por las calles buscando adonde dormir, con su manta bajo el brazo y "helado de frío, hambriendo y cada vez de peor humor". Se dirige hacia las afueras de la ciudad y:

Una vez allí me aparté del camino y me senté a descansar. Luego busqué un sitio adecuado, recogí un poco de brezo y enebro, hice un catre en una ladera en donde el suelo estaba bastante seco, abrí el paquete y saqué la colcha. La larga caminata me había dejado agotado y me fui a la cama inmediatamente. Di muchas vueltas hasta que por fin conseguí acomodarme. Me quité los zapatos, los coloqué bajo mi cabeza y sobre ellos puse el papel que envolvía mi paquete. La oscuridad me encubría; todo estaba silencioso, todo. Pero arriba en las colinas soplaba la eterna canción, el tiempo, ese distante zumbido sin tono que nunca se calla (...); eran las sinfonías de los mundos girando por encima de mí, las estrellas entonando una canción...

El narrador personaje se encuentra solo, sin hallar empleo (que busca desesperado), con hambre, sin comprender porque es merecedor de lo que está viviendo, reflexionando sobre el sinsentido de la vida y el no caso de vivir de esa manera. De esta forma, pasa del pesimismo al optimismo, su imaginación es despierta: supone historias, personajes, situaciones, hace conjeturas mientras recorre las calles frías de la ciudad agotado, débil y mirando escaparates adonde hay comida. Desesperado.

Del personaje nunca sabemos su nombre, acaso tenemos conocimiento de que es forastero y de que a pesar de vivir en una gran ciudad está completamente solo, posee su escritura, sí, pero hasta ella a veces no es bien recibida:

La última crisis había hecho mella en mí; se me empezó a caer el pelo a grandes mechones, los dolores de cabeza eran más molestos que antes, sobre todo por las mañanas, y mis nervios no se calmaban. Por el día escribía con las manos envueltas en trapos, porque no soportaba mi propio aliento sobre ellas.

Se cuenta en el libro que cuando Hamsun "estaba a punto de ser juzgado de traición a la patria por su calurosa defensa del régimen nazi que durante cinco años tuvo que sufrir Noruega, contestó de la siguiente manera por escrito a las preguntas formuladas por el psiquiatra nombrado por el fiscal del Estado: 'Yo nunca me he analizado a mí mismo más que forjando en mis libros varios cientos de personajes, cada uno en particular tejido a partir de mi propio ser, con sus defectos y sus cualidades, como tienen todos los seres inventados' ".

16 comentarios:

Palimp dijo...

Pues tiene muy buena pinta. Me lo apunto y como veo que hay varios libros suyos en la biblioteca no me será difícil encontrarlo.

JAB dijo...

Un gran libro, Magda. Influenció, además, a muchos autores. Yo lo leí hace años en la biblioteca, cuando estaba descatalogado o agotado. Un día de estos compraré un ejemplar para tenerlo en mi bibioteca y, de paso, releerlo.

LeeTamargo dijo...

...Sabía que te gustaría Knut Hamsun, Magda, es magistral. No te pierdas "Bendición de la tierra" y "Bajo las estrellas de otoño". Disculpa el entusiasmo, pero es uno de mis predilectos...
OK, ME ALEGRO: LeeTamargo.-

Magda dijo...

Palimp, estoy segura de que te va a gustar muchísimo. Es una novela estupenda.
------
Sí, un gran libro, José Ángel. Precisamente leía que influenció en escritores de la talla de Thomas Mann, Henry Miller, Herman Hesse, Stefan Zweig, Isacc Singer, entre otros. Una novela escrita hace un siglo y es tan actual.
------
Quiero leer todo lo que encuentre en castellano de este escritor, Lee. Es notable, tiene una manera de escribir muy poética, pero a la vez realista. Me ha encantado.

Purificación Ávila. dijo...

Gracias, Magda, por la recomendación sugerente de este autor y su obra. Te echaba de menos estos días en el blog. Bueno, al menos no perdemos contacto.
No puedo aportar sobre el tema, es una pena no poder leer todo lo que quiero.

Un beso, amiga.

Puri.

Alejandro dijo...

Cuentan que Knut Hamsun podía saltar de alegría ante una nueva palabra que le permitiera expresar, con mayor precisión, aquello que quería, necesitaba, escribir; irrenunciable pulsión de escribir, ser escritor en el sentido mas metafísico y más íntimo.

Conservo una cita de un artículo suyo, publicado poco antes de la edición de "Hambre" que, creo, resume muy bien su idea sobre el "ser escritor":

"La lengua debe poseer todas las escalas musicales. El poeta debe siempre, en todos los casos, contar con la palabra temblorosa, la que me cuenta la cosa, la que con su acierto puede vulnerar mi alma hasta hacerle gemir. La palabra puede convertirse en color, en sonido, en olor; es tarea del poeta usarla de manera que funcione, que nunca falle y nunca rebote (...). Debemos gozary burlarnos con la masa de palabras; se debe saber y conocer la fuerza de la palabra, no solo la fuerza directa, sino también la secreta (...). Las palabras tienen otras tonalidades, que se encuentran por encima, por debajo y al lado de ellas..."

Se extienden muchas sombras sobre la vida y la obra de Knut Hamsun, pero su grandeza como escritor y su influencia en la literatura contemporánea en innegable. Termino con lo que Isaac Bashevis Singer dice de él: "es en todos los sentidos el padre de la literatura moderna -con su subjetividad, su impresionismo, su uso de la retrospectividad, su lírica (...) toda la literatura moderna de nuestro siglo se puede remontar hasta Hamsun".

Feliz lectura y mis disculpas por la extensión y pedanteria de este comentario que, a estas alturas, ya os tiene durmiendo...

Magda dijo...

Gracias, Puri. Es que tengo un trabajal enorme, además tengo trabajadores en casa, me están haciendo un cuarto de lavado y poniendo una reja frente a la fachada de la casa, asi que estoy entre cemento, cal, herrería, azulejo, polvo, mi perrito ladrándoles a los albañiles porque no le gustan las personas que traen gorras, etc. Así que podrás imaginar. Pero bueno, parece que esta semana acaban ¡por fin! Pero sobre todo el trabajo, es mucho, ya no es lo duro sino lo tupido.

Magda dijo...

Alejandro, para nada tienes que disculparte, todo lo contrario: gracias por estas estupendas citas.

Rodrigotol dijo...

Mi periplo por la red me trajo a tu blog. He leído tu reseña sobre el libro de un escritor que aún no leo... Pero es tan sugestiva tu manera de escribir, que despertaste en mí un deseo irreprimible de encontrar un ejemplar.
Qué belleza posee la buena literatura y qué bueno saber que no soy un solitario en busca de palabras profundas.

Saludos.

Luisa dijo...

He leído alguna referencia de Hamsum, pero nada suyo. Después de tu apostilla y las citas de Alejandro lo voy a buscar seguro y lo intentaré colar por delante de todos éstos libros que ya me esperan. Tengo la sensación de que en España la literatura norteeuropea no se abre camino con facilidad, se difunde poco.
Veo, Magda, que andas "de cráneo". A ver si puedes tomarte un respiro pronto. Un abrazo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Como siempre tus comentarios contagian las ganas de leer.
Este libro es un clásico. La primera vez que oí hablar de él fue a través de un texto de Paul Auster recogido en el libro "El arte del hambre".
Saludos.

migratoria dijo...

Hola Magda:

De Knut Hamsun recuerdo haber leído, hace bastantes años, «PAN», una novela sumamente lírica, sobre el amor y las relaciones del hombre con la naturaleza. Páginas llenas de poesía. Me encantó. He de volver a él. Gracias por traérmelo a la memoria.

Un abrazo.

Magda dijo...

Asi es Luisa, tengo un trabajal enorme. Entregar proyectos, llenar plan de trabajo para el año que entra, y muchas cosas más. Pero bueno, hay que hacerlo y mejor poner buena cara y más cuando nos gusta tanto lo que llevamos a cabo, lo que hace falta es que el dia tenga 48 horas.

Un abrazo para ti.

Magda dijo...

Asi es Miguel, un clásico. A mi me ha atrapado.

___________

Migratoria, ya te echaba de menos, me alegra saludarte.

Ojalá pueda conseguir más obras de este escritor, parece que no es muy sencillo, pero ya he encargado a mi librero.

ana a. dijo...

Las novelas de Hamsum son impresionantes. Se está volviendo a traducir al español desde no hace mucho. Lo traduce Kirsti Bagghetum que sabe lo que hace. MISTERIOS es una de mis favoritas, y también PAN, magnífica para leer en medio de la naturaleza. En Noruega lo están rescatando de la oscuridad en que cayó durante años. Saludos, Magda, me estoy mudando de ciudad y no puedo seguirte todos los días.

Magda dijo...

Querida Ana, no te preocupes, eso de mudarse a otra ciudad es todo un trabajal. Deseo que este cambio te sea estupendo, aunque siempre dejar nuestra ciudad provoca nostalgia.

Un abrazo para ti.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.