8 de mayo de 2007

Cien cartas a un desconocido: Calasso

Roberto Calasso, Cien cartas a un desconocido (Barcelona: Anagrama, 2007)

Terminé de leer Cien cartas a un desconocido de Calasso y me gustó, aunque no me fascinó, creo que esperaba más del libro. Es cierto que los discursos de las contratapas son lo primero que se lee de un libro, son paratextos o marcadores de lectura, elementos funcionales en la significación (semiosis) de los textos. Muchas veces por lo que la contratapa dice compramos o no un libro, y si lo dice Calasso pues con más razón, él apunta:

¿Cómo escribir una buena solapa? Está claro que se trata de un género un tanto sospechoso. El lector vive convencido que se le quiere engañar. Reflejo inicial que no resulta fácil de neutralizar. La clave, entonces, es optar por una especie de ensayo muy corto, algo así como una jaula retórica que no sacrifique ganchos y astucias. Pero que tampoco tenga que mentir.

Cien cartas a un desconocido es una guía para el lector:

Observemos a un lector en una librería: toma un libro en sus manos, lo hojea, y, durante algunos instantes, está del todo ausente del mundo. Oye que alguien habla, y que sólo él lo siente. Acumula fragmentos casuales de frases. Cierra el libro, mira la portada. Después, con frecuencia, se detiene en la solapa, de la que espera una ayuda. En ese momento está abriendo –sin saberlo– un sobre: esas pocas líneas externas al texto del libro son, en efecto, una carta: una carta a un desconocido (Calasso, en el Prólogo).

Si Calasso tuviera un blog sería así, como estas Cien cartas, como los blogs que hay con breves reseñas. Dice de La noche mil dos, de Joseph Roth, por ejemplo:
En la primavera del año 18... el Sha de Persia, enfermo de melancolía y de vago deseo, emprende un breve viaje a Viena. Se encapricha, durante el baile, de una bella noble, y los serviciales funcionarios de la policía austriaca proceden a ofrecérsela por una noche...
Y así continúa, haciendo un resumen del argumento en una página, así son sus cien cartas, como él las llama.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.