4 de enero de 2007

Caro Vitrix: Efrén Rebolledo

Efrén Rebolledo, Salamandra y Caro Vitrix, Prólogo de Luis Mario Schneider, saludo de Enrique González Martínez (México: Factoria Ediciones, 1997).

A propósito de una interesante y bonita conversación con Antón Castro, asoma el recuerdo de Efrén Rebolledo, un poeta nacido en México en 1877 y que muere en Madrid en 1929, cuando era secretario de la Legación Mexicana en España. Muere en la más completa miseria, parece ser que fue sepultado en la fosa común del cementerio de La Almudena en Madrid. Era abogado, fue fundador de la Revista Moderna, como diplomático viaja a Asia y reside en Japón siete años y uno en China. Una vez que regresa a México, siendo diputado, se caracteriza por su defensa a los pobladores del Mezquital. Junto con Enrique González Martínez y Ramón López Velarde, dirige la revista Pegaso. Representa a México en Francia, Japón, Noruega y España. Su obra lírica más importante es, sin duda, Caro victrix (Victoria de la carne), publicada en 1916. Le habían antecedido Cuarzos (1902), Hilo de corales (1904), Joyeles (1907), Rimas japonesas (1915) y Libro de loco amor (1916). Sus Poemas escogidos, con prólogo de Xavier Villaurrutia, se publicaron en 1939, diez años después de su fallecimiento. En 1968, Luis Mario Schneider compiló las Obras completas de Rebolledo, y en 1979 reunió en un volumen Caro victrix y la novela Salamandra. Efrén Rebolledo fue traductor de Wilde y Kipling. Además de poeta, fue narrador.

Cuando se publicó Caro Vitrix hubo escándalo. Podemos imaginar lo que era esta poesía erótica en una cultura abarcada por las "buenas costumbres" y el "pudor", aunque seguramente se leía a escondidas. Las personas románticas pensaban que el amor para ser verdadero debería de ser tormento, sufrir por él, y nada de erotismo de los cuerpos pero sí al erotismo de los corazones. Rebolledo es poeta Modernista, pero el Romanticismo aun imperaba en las mentes de la época (y creo que aun tiene vigencia en el siglo XXI, para muchas personas el corazón es el que siente y aun se cree en la dualidad cuerpo/alma). Dos poemas como muestra, pero en la referencia a Caro Vitrix están los doce que lo componen:

TU NO SABES LO QUE ES SER ESCLAVO

Tú no sabes lo que es ser esclavo
de un amor impetuoso y ardiente
y llevar un afán como un clavo
como un clavo metido en la frente.

Tú no sabes lo que es la codicia
de morder en la boca anhelada,
resbalando su inquieta caricia
por contornos de carne nevada.

Tú no sabes los males sufridos
por quien lucha sin fuerzas y ruega,
y mantiene sus brazos tendidos
hacia un cuerpo que nunca se entrega.

Y no sabes lo que es el despecho
de pensar en pensar en tus formas divinas,
revolviéndome solo en mi lecho
que el insomnio ha sembrado de espinas.

ANTE EL ARA

Te brindas voluptuosa e imprudente,
y se antoja tu cuerpo soberano
intacta nieve de crestón lejano,
nítida perla de sedoso oriente.

Ebúrneos brazos, nunca transparente,
aromático busto beso ufano,
y de tu breve y satinada mano
escurren las caricias lentamente.

Tu seno se hincha como láctea ola,
el albo armiño de mullida estola
no iguala de tus muslos la blancura,

mientras tu vientre al que mi labio inclino,
es un vergel de lóbrega espesura,
un edén en un páramo de lino.

Efrén Rebolledo dejó testimonio, en su novela Salamandra de 1919, de la imagen de la mujer fatal que prodigaba el cine, mediante su personaje de Elena Rivas, fanática del séptimo arte, quien después de un baño matutino se desentiende del suicidio de un admirador con la misma indiferencia que del sopor del sueño: “Se levantó tarde, como sienta a una mujer elegante, y se sumergió en la bañera después de coquetear con el agua, que al penetrar entre sus muslos se aguzó como una daga, según el bello símil del poeta de los Crepúsculos del Jardín. Después del baño se cubrió con un negligé de crespón blanco, y bajó al comedor a desayunarse sirviéndose un plato de fresas con crema”.
Fotografías de la época. Archivo Casasola

12 comentarios:

Sandra Soto dijo...

Hola Magda, he leído sus textos y lo único que puedo decir es que aquí me quedo, este será mi espacio de hoy en adelante, si usted me lo permite, para aprender, reir, viajar, sentir. Feliz año 2007

Magda dijo...

Bienvenida, Sandra.

Gracias. También para ti, un 2007 muy feliz.

Isabel Romana dijo...

Hola magda, una idea feliz hablarnos de este poeta del que no sabía nada. Feliz año nuevo y hasta pronto.

soleil dijo...

Es interesante tu sitio y el formato de tu blog...te voy a seguir leyendo

DonSaulo dijo...

Salta Saulo a la palestra,
-otro año más vejete-
en diciendo a su eminencia
"Feliz año dosmilsiete"

Clarice Baricco dijo...

No conocía al autor.
Apuntado el libro.
Ayy qué hermoso que compré una libreta especial para anotar todas tus recomendaciones.
Y obvio, mi libreta se llama como tu casita.

Abrazos

Graciela

Fernando dijo...

Ves como tienes que dar a conocernos tus conocimientos...ahora vamos a hacer un boom de Sabines y de este buen señor también..;)..la publicidad!...un abrazo y un beso fuerte...

Anónimo dijo...

Magda, amiga: Me parece fantástico que nos hables de autores mexicanos. Logras acercarnos a tus costumbres y tu país, sobre todo a mi que siempre tuve especial predilección por México.
La foto en blanco y negro logra transportarnos a la época del autor. Felices años 20 creo que era como los llamaban.

Magda, yo no sé si es bueno o malo, pero me confieso una romántica, y todavía creo en la dualidad cuerpo/alma hasta cierto punto. Pero intento amoldarme a los tiempos, aunque mi forma de ser tenga mucho que ver con la educación recibida. Soy consciente de que se puede ser romántico sin dejar de sentir el erotismo como parte indispensable del amor y no por ello se tiene que ensuciar la esencia de los sentimientos. La suciedad sólo existe en el pensamiento.

Supongo que es cuestión de tiempo. Tengamos en cuenta que, todavía y en pleno siglo XXI, la gente sigue matando o muriendo por amor, o por lo menos, quienes matan dicen que lo hacen en su nombre y quienes se suicidan lo hacen por desamor por muchas cartas amorosas que destinen al objeto ingrato de su perdición.

Pero para acabar con tantos sentimientos encontrados la única vía posible que yo veo es la educación que nos den. Va siendo hora de cambiar la mentalidad. Y no hablo de llegar casi al libertinaje, tampoco es eso.

Las cosas con medida no necesitan ser desmedidas, ni llegar a tales extremos como los que menciono.

Gracias por los hermosos poemas y las referencias.
Te deseo buen fin de semana y un día de Reyes lleno de sorpresas.

Un beso grandote para ti, amiga. Puri.

Fernando dijo...

Por cierto mi querida Magda..los rrmm...te tienen que traer un camión de cosas buenas, aunque ya sabes que desde que somos mayores y republicanos no es lo mismo...en confianza el mejor regalo son los amigos y de eso tú, vas sobrada...un beso

Magda dijo...

Don Saulo, qué gusto verlo por aquí y disfrutar de sus lindas coplas.
---
Graciela, Efrén Rebolledo, desafortunadamente, ha sido olvidado por la crítica, hay que rescatarlo porque es excelente.

Magda dijo...

Puri, te daré solo mi opinión al respecto:

esta dualidad de cuerpo/alma ha hecho mucho daño a la humanidad. Es unicidad, no dualidad. La dualidad la tomaron los pratrísticos para poder controlar a los seres humanos. Recordemos manipulaciones tan espantosas como: "Si pecas con tu cuerpo, el alma se condenará", "Tu cuerpo se condenará en el infierno, arderá, sino salvas tu alma", y horrores semejantes. De ahi se desprendieron conceptos tan horrendos como culpa, pecado, etc.

El alma no está dividida del cuerpo, somos cuerpo y dentro de él está todo, somos unidad, no dualidad. La dualidad cartesiana debemos de trascenderla, creo que sino lo hacemos seguiremos padeciendo sus fatales consecuencias.

Magda dijo...

Gracias Fernando, que lindas tus palabras.

También deseo que este año traiga tranquilidad, con eso ya es sacarse la lotería.

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios anónimos.